•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Saúl “Canelo” Álvarez irradia felicidad de que el pleito ante Gennady Golovkin finalmente se haya concretado, y es que para él, este 16 de septiembre en la T-Mobile Arena de Las Vegas, tendrá la oportunidad de demostrarle al mundo de lo que es capaz.

El bicampeón mundial dijo, sin mencionar a Floyd Mayweather y Conor McGregor, que la suya ante Golovkin es realmente la pelea que quería la fanaticada, y por eso se convenció que tendrá la oportunidad de corroborar ante los ojos del mundo su supremacía en una pelea que consideró será dura.

“Este 16 de septiembre verán de lo que soy capaz”, comentó Canelo previo a la presentación de este martes por la noche en Nueva York. “Va a ser una pelea fuerte, hay peleas difíciles y fuertes, esta será una pelea fuerte y me voy a preparar como he hecho siempre, al ciento por ciento, para darles lo mejor de mí, este 16 de septiembre verán la pelea que querían”, añadió.

Canelo destacó que el interés mostrado por los fans fue clave para que esta pelea se hiciera realidad. “La habían pedido durante años y ahora la tienen, eso es lo que más me motiva, que la gente pudiera ver esta pelea, una pelea de verdad”, apuntó el púgil jalisciense, quien buscará ceñirse tres fajas mundiales en Las Vegas ante Golovkin.

Esperan pleito difícil 

Al igual que Canelo, Eddy Reynoso, su entrenador y mánager, también espera una pelea dura ante Golovkin. Reconocen que el púgil kazajo tiene su talento y fortaleza, pero saben que esta será la oportunidad para anularlo y mostrar el trabajo que han hecho desde hace 14 años.

“Sabemos de la peligrosidad de Golovkin y de su talento, así que nos debemos preparar como siempre, vamos a hacer un buen campamento y vamos a ir por el nocaut”, adelantó Reynoso, quien podría terminar el 2017 como entrenador del año si las cosas le salen como esperaba al lado de Canelo.

Este jueves saldrán a la venta para el público en general las entradas para el esperado combate entre Álvarez y Golovkin del próximo 16 de septiembre en la T-Mobile Arena de Las Vegas, con precios desde 300 hasta 5,000 dólares, lo cual la coloca como la velada más cara desde la cartelera que encabezaron Floyd Mayweather y Manny Pacquiao.

Debido al interés por la pelea, se espera que pese a lo alto de las entradas, las mismas se agoten en pocos días. Los precios de las entradas serán de 300, 500, 700, 800, 1,500, 2,000, 2,500 y 5,000 dólares. Y este martes se lanzó una preventa y ya solo había boletos de 1,500 hasta 5,000 dólares.