•   Kazán, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Alemania y Chile disputarán el jueves en Kazán (18h00 GMT, 12 del medio día hora de Nicaragua)) un duelo con aires de final de la Copa de las Confederaciones, en un grupo B en el que Camerún y Australia jugarán (15h00 GMT, 9 de la mañana hora de Nicaragua) por intentar llegar con opciones a la última jornada.

Favoritos del grupo B, Alemania y Chile empezaron con victoria. La Roja resolvió en la recta final ante Camerún (2-0) y la Mannschaft sufrió más de lo previsto ante Australia (3-2).

En el Kazan Arena medirán su potencial ante un rival que les exigirá más. Por un lado, Chile se presenta con prácticamente el mismo grupo sólido y coordinado que ha reinado en América desde 2015. Ahora la 'generación dorada' busca el primer título intercontinental para el país.

Alemania, por el contrario, juega en Rusia con solo tres de los hombres que lograron el título mundial en 2014 (Shkodran Mustafi, Matthias Ginter y Julian Draxler).

Derrotados en sus respectivos debuts, a Camerún y a Australia solo les queda ganar en San Petersburgo.

Los dos equipos son jóvenes, inexpertos y con ganas de progresar, pero con toda lógica sucumbieron de entrada ante dos de los grandes favoritos de la competición y ya no les queda margen de error.

Portugal hace cambios

EL seleccionador Fernando Santos rotará a su equipo para enfrentarse este miércoles a Rusia en Moscú en la segunda jornada del Grupo A de la Copa de las Confederaciones y el joven André Silva acompañará a Cristiano Ronaldo en ataque.

Con respecto al equipo que empató a dos goles contra México en la primera jornada, Santos da entrada a cuatro jugadores nuevos: José Fonte deja su puesto en el eje de la zaga al veterano Bruno Alves; en el centro del campo entran Bernardo Silva y Adrien Silva por Joao Moutinho y Nani y en punta André Silva sustituye a Ricardo Quaresma, autor del primer tanto contra México.

Rusia, por su parte, introduce dos cambios con respecto al once que derrotó a Nueva Zelanda (2-0) en el partido inaugural.

Su seleccionador Stanislas Cherchesov apuesta por un equipo más defensivo, reforzando el centro del campo con Roman Shishkin y Dmitry Kombarov por Alexandr Erokhin y Dmitir Poloz.

De esta manera, Fedor Smolov jugará solo en la punta del ataque.