•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con su primer tanto en la Copa Confederaciones, Cristiano Ronaldo dio el triunfo a Portugal ante Rusia (1-0), ayer en una segunda fecha del grupo A del torneo en la que Nueva Zelanda quedó eliminada al perder frente a México (2-1).

Desde hace unos días acapara las portadas por las acusaciones en España de fraude fiscal y su supuesto deseo de abandonar el Real Madrid, pero Cristiano Ronaldo sigue sin referirse a su situación y se limita a ‘hablar’ en la cancha... con goles y asistencias.

Si en el primer partido el pasado domingo ante México no pudo marcar, aunque dio el pase decisivo a Ricardo Quaresma para abrir el marcador (2-2 final), CR7 fue de nuevo el protagonista al convertir el único tanto con el que la campeona de Europa sumó tres puntos esenciales en la lucha por las semifinales.

Portugal se llevó una merecida victoria, que no fue más abultada por la gran actuación del meta ruso Igor Akinfeev, ante unos anfitriones que decepcionaron por su escasa calidad técnica y un planteamiento muy defensivo.

Remontada del “Tri” 

Desorientada por los ocho cambios introducidos por Juan Carlos Osorio, la selección mexicana tuvo que remontar para derrotar 2-1 a Nueva Zelanda en Sochi y dio un paso importante para clasificar a las semifinales del torneo, ya que le bastará un empate en la última jornada ante Rusia.

Chris Wood abrió el marcador para el campeón de Oceanía (42), pero el “Tri” remontó en la segunda parte gracias a su pareja de delanteros, Raúl Jiménez (54) y Oribe Peralta (72).

A diferencia del vibrante partido ante Portugal (2-2), México mostró su peor cara durante la primera parte ante los “All Whites”. 

Tras pasar por los vestuarios, el “Tri” dio un paso adelante a nivel de concentración y gracias a Javier Aquino, un puñal en la banda izquierda y en el origen de los dos goles, dio la vuelta al partido.

El partido fue tenso y bronco. En los minutos finales hubo un encontronazo entre jugadores de ambos equipos y en la primera parte, el seleccionador colombiano de México Juan Carlos Osorio perdió los papeles después de que los “All Whites” no echaran un balón fuera pese a que había un mexicano lesionado.

“Quiero ofrecer disculpas, me pasé de tono con un asistente de ellos. Respetamos su idea de jugar directa y física, pero cuando eso pasa el límite y es un atropello al ‘fair play’, ese es mi límite de aceptar las cosas”, dijo Osorio tras el partido.

Hoy se disputará la segunda fecha del grupo B, en la que destaca el interesantísimo Alemania-Chile en Kazán (12:00 del mediodía), un choque entre dos de los grandes candidatos al título.

Tres horas antes, en San Petersburgo, Australia y Camerún lucharán por sobrevivir: el que pierda quedará eliminado.