•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nombre de Alis Cruz será recordado en el balompié pinolero como el de una guerrera que a base de agallas ayudó a la selección de futbol femenina sub-20 a conseguir el pase al Premundial de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), tras vencer anoche a su similar de El Salvador, con gol y asistencia de su parte. En otra noche mágica para el balompié nicaragüense,  18 jovencitas lograron una victoria de ribetes dorados, digno de admiración.    

Las pinoleras, que remaron en contra de un 0-1 adverso, apostaron al todo o nada y consiguieron revertir la pizarra con goles de Jessenia Flores, tras asistencia de Cruz, quien a su vez marcó de tiro libre en el segundo tiempo del agregado, tras 90 minutos disputados. El triunfo permite a las nicas asistir por segunda vez en su historia al Premundial de la Concacaf, tras haberlo logrado en 2007, de la mano del estratega Edward Urroz, esta vez lo hicieron bajo la dirección de Elna Dixon, quien no dejó de creer un solo segundo en sus guerreras, como tampoco lo hicieron los fanáticos que llenaron las graderías del Estadio Independencia, en Estelí.

Inicio lento 

Las salvadoreñas tomaron la iniciativa desde el arranque del primer tiempo, dando un aviso de su peligrosidad seis segundos después de que el árbitro pitara el inicio del encuentro. Desde el medio campo, tras el toque inicial, la capitana Elaily Hernández sacó un remate potente tratando de sorprender a la arquera Alicia Norori, quien estaba adelantada y tuvo que exigirse para mandar el balón a tiro de esquina.

La propia Elaily, esta vez de tiro libre, estuvo a punto de abrir el marcador con un remate que llevaba dirección de gol, obligando a Norori a lanzarse sobre su costado derecho, para despejar el esférico en dos tiempos, ante el acecho de dos jugadoras salvadoreñas. El dominio de las visitantes era amplio, se adueñaron del balón y no dejaban pasar a las pinoleras del medio campo.

La primera aproximación de las locales llegó al 21’, tras una falta de Marilyn Cabrera sobre Alis Cruz. Jessenia Flores se encargó de ejecutar el tiro libre y sacó un disparo potente y con buena ubicación, al que finalmente le llegó la guardameta cuscatleca Eleonor Hernández. Cuatro minutos más tarde, Maggi Segovia, la mejor en ofensiva por El Salvador, intentó sorprender a la zaga nicaragüense, aprovechando una jugada prefabricada que acabó en asistencia para ella, pero su disparo se estrelló en Sheyla Flores, que anoche actuó como central.

Pasada la media hora de juego, Nicaragua comenzó a ser protagonista, haciéndose del esférico e hilvanando jugadas de peligro. Jaclyn Gilday tuvo mucho que ver con que la Azul y Blanco se proyectara con claridad, tomando la batuta en la recuperación y distribución de balones, haciendo alarde de gestos técnicos. Por sus piernas pasaron dos ocasiones claras para gol, al 36’, Gilday se fabricó un espacio entre tres zagueras y sacó un disparo que acabó en manos de la arquera salvadoreña y al 40’, tras quitarse a dos defensoras, asistió un balón a Shanelly Treminio, quien a su vez ejecutó un tiro que se fue por encima de la cabaña.

Caen los goles

Tras el descanso, las salvadoreñas retomaron el protagonismo y comenzaron a acechar el marco de Norori, protagonista en la primera mitad del partido con grandes intervenciones. Pero no pudo hacer nada al 55’, cuando Brenda Cerén, aprovechando un despeje defectuoso de una defensa nica dentro del área, sacó un remate rasante y bien colocado que se coló al fondo de las redes, estableciendo el 0-1.     

Lejos de amilanarse, la tropa que dirige Elna Dixon, convirtió la presión en un revulsivo, como dijo en la previa del encuentro la entrenadora y doce minutos después de estar abajo en la pizarra, pusieron el orden en su patio con un tanto de Jessenia Flores. La acción la comenzó Alis Cruz acarreando un balón desde el medio campo y tras avanzar un par de metros, mandó un pase bombeado a la menor de las Flores, quien en un alarde de categoría hizo correr el esférico con la cabeza, antes de impactarlo con potencia y colocación para perforar la cabaña de Hernández y establecer la paridad en la pizarra.

Allanan el camino

Las pinoleras no solo recobraron confianza, sino que adelantaron líneas y comenzaron a proponer con mayor insistencia. El cierre de la segunda mitad fue intenso, con llegadas por ambos lados, pero ninguno de los combinados volvió a marcar y obligaron los tiempos extras. Pese al enorme desgaste que sufrieron en los 90 minutos, en el primer tiempo agregado, las dos selecciones mostraron intensidad, pero siguió faltando el gol.  

No fue así en la segunda parte del agregado. Una falta de Yaquelyn Jovel sobre Yessenia Flores en la frontal del área, propició un tiro libre a favor de las nicas, siendo Alis Cruz la encargada en ejecutarlo. La jugadora de la UNAN–Managua se paró detrás del esférico y sacó un disparo potente y con dirección que sacudió las redes que defendía Eleonor Hernández, quien a pesar de haberse estirado no pudo despejar el balazo que sacó Cruz.   

Nicaragua clasificó junto a Costa Rica, que antes había eliminado a Honduras por un 7-0, al Premundial de la Concacaf, que a su vez otorgará boletos para el Mundial de la categoría en Francia 2018, aún no tiene fecha establecida, pero se prevé que se realice en los próximos meses en Trinidad y Tobago. A ese torneo clasificaron previamente Canadá, México y Estados Unidos.