•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al amanecer del 26 de junio de 1987, el explosivo novato de los Atléticos, Mark McGwire, había disparado 22 jonrones, distribuidos de la siguiente manera, 4 en abril, 15 en mayo y 3 en junio. Sin estar en el line-up de Oakland contra los Medias Blancas el último día de la temporada por el nacimiento de su primer hijo, McGwire se conformó con establecer la cifra récord para un novato de 49 jonrones, dejando pendiente ver al primero de  50, que quizás lo sea el formidable tumbacercas de los Yanquis Aaron Judge, quien al amanecer de hoy, 26 de junio de 2017, ha conectado 26 cuadrangulares.

No podemos descartar como retador a Cody Bellinger de los Dodgers, en estos momentos con 24, dos más que los 22 de McGwire en 1987, y obviamente con posibilidad de atacar la marca de 49, de continuar su progresión si evita una pérdida de ritmo. La presencia de dos perseguidores en la cacería de McGwire coloca más picante sobre la expectativa, convertida antes del Juego de Estrellas en una de las mayores atracciones de la temporada. Se imaginan 30 años después ver caer la marca de McGwire. Los claros clarines de pronto levantan sus sones, su canto sonoro, su cálido coro, diría el poeta.

¿CÓMO CERRARÁN? 

Antes de la jornada dominical, Judge había estado 70 juegos por 63 de “Big Mac” y 56 de Bellinger, quien debutó atrasado el 25 de abril, y sin experiencia previa como las de McGwire y Judge en 1986 y el 2016. En lo referente a edades, Bellinger acercándose a su cumpleaños 22 es ligeramente menor que McGwire, en tanto Judge registra 25 años, una ventaja de tres, que naturalmente es significativa. Aunque el ritmo de Judge, parejo con el de Bellinger, impresiona, se recuerda que McGwire cerró junio con una explosión de seis jonrones en los últimos cuatro juegos, llegando a 28. Sin embargo, esa es una cifra que puede alcanzar el artillero yanqui, solo dos atrás. 

La marca previa para un novato era de 38 y la compartían Wally Berger de Boston, en 1930, y Frank Robinson de los Rojos, en 1956. McGwire la  superó el 14 de agosto contra los Angelinos en su juego 106, faltando mes y medio de recorrido. El mes clave de “Big Mac” fue mayo descargando 15, en un ruidoso alarde. ¿Serán capaces Judge y Bellinger de cerrar la temporada en forma huracanada conectando 17 jonrones como lo hicieron Babe Ruth en 1927 y Albert Belle en 1995? Es muy difícil pensar en esa cifra contra la caída del telón, pero lo que es obvio, es que sobre todo Judge, ya con 26 jonrones, puede borrar el récord de McGwire. Necesita 24 jonrones más, y sería el primero de 50.