• San Petesburgo, Rusia |
  • |
  • |
  • AFP

Los legendarios exjugadores Diego Armando Maradona y Ronaldo, ese último encargado de presentar el trofeo, forman parte de los invitados a la final de la Copa de las Confederaciones, este domingo en San Petersburgo entre Chile y Alemania.

Además del argentino y del brasileño, que participó en la ceremonia de clausura al llevar la copa al césped, acudieron al Estadio de San Petersburgo otros exjugadores como el chileno Iván Zamorano, el francés Marcel Desailly y el camerunés Samuel Eto'o.

Vista de la ceremonia previa a la final de la Copa Confederaciones / AFPEntre los seleccionadores, el francés Didier Deschamps, el inglés Gareth Southgate, el ruso Stanislav Cherchesov y el brasileño Tite.

También están todos los presidentes de las confederaciones continentales, a excepción del representante de Oceanía.

No faltan el presidente y la secretaria general de la FIFA, Gianni Infantino -que viajó tras entregar las medallas del tercer puesto a los jugadores portugueses en Moscú- y Fatma Samoura.

Los presidentes de las dos federaciones finalistas, Arturo Salah (Chile) y Reinhard Grindel (Alemania), también acudirán al palco.

Las autoridades rusas estarán representadas por Vitaly Mutko, viceprimer ministro encargado de Deportes y presidente de la Federación Rusa de Fútbol (FUR), y el gobernador de San Petersburgo, Georgy Poltavchenko.

La rusa Yelena Isinbaeva, campeona olímpica de salto con pértiga, está entre las embajadoras de las ciudades que acogerán el Mundial 2018, como representante de Volgogrado.

En la lista de invitados también está el tenor español Plácido Domingo.