• |
  • |
  • Edición Impresa

El tenista español Rafael Nadal puede recuperar el número uno mundial en el torneo de Wimbledon que empieza hoy, aunque el gran favorito sobre la hierba del All England Club es su viejo enemigo Roger Federer.

En el torneo femenino, el título está más abierto que nunca gracias a la ausencia de la estadounidense Serena Williams, embarazada. A los 31 años, Nadal aspira a su tercer Wimbledon en una temporada muy buena. Fue finalista en el Abierto de Australia —perdió ante Federer— y se alzó con el segundo y último Grand Slam en juego, Roland Garros, su décima corona en un torneo sobre tierra en el que siempre es favorito.

Hace sin embargo dos temporadas que no compite sobre hierba, y sus últimas apariciones en Wimbledon se saldaron con eliminaciones tempranas. “Este un torneo en el que puedes irte muy pronto. Pero al mismo tiempo, me siento capaz de ir adelante, creo que estoy con confianza. Estoy jugando bien desde el principio de la temporada”, explicó a la prensa el mallorquín.

El ganador de 15 torneos del Grand Slam (dos en Wimbledon, en 2008 y 2010) empezará en la primera ronda contra el australiano John Millman, número 137 del mundo.

Federer por el octavo

“Si Nadal supera la primera semana, apostaría por él”, explicó el croata Goran Ivanisevic, ganador en 2001. “Rafa es mentalmente muy fuerte. Actualmente es el mejor jugador del mundo”, explicó. En sus tres últimas participaciones, Nadal cayó en primera ronda en 2013, ante Steve Darcis (nº135 del mundo), en cuarta en 2014, ante Nick Kyrgios (144º) y en segunda en 2015, ante Dustin Brown (nº102).

Sin embargo, el gran favorito en la hierba del All England Club es Roger Federer. El suizo, que cumplirá 36 años en agosto, aspira a su octavo Wimbledon, un récord —ahora está empatado a 7 con Pete Sampras—, y a convertirse en el ganador más viejo del torneo londinense.