•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una nueva temporada de futbol de Primera División nicaragüense está a punto de iniciar y todos los equipos se preparan para afrontar los retos que trae consigo, principalmente ubicarse entre los primeros cuatro lugares de tabla general. Uno de los clubes que pretende lograrlo es el Real Madriz, de Somoto, que tiene aspiraciones ambiciosas, ser tercero o cuarto no está en sus planes, pretenden quedarse con uno de los primeros puestos. Dicha asignatura es difícil, considerando que la quinta plaza fue el peldaño más alto en el que estuvo en los últimos tres torneos.

Para Leonel Llanez, presidente del Real Madriz, el motivo de no acceder a semifinales se debe, entre otras razones, a problemas de indisciplina y conformismo de parte de los jugadores. “Veníamos trabajando bien y cuando nos vimos que estábamos arriba iniciaron las indisciplinas de algunos jugadores, por lo que caímos en un bache” señaló Llanez, quien no obstante, entiende que hubo factores meramente deportivos por los que el club bajó su nivel la campaña pasada.  

Consciente de que la responsabilidad no es solamente de los jugadores, la directiva del club está trabajando en función de darle al equipo el nivel de profesionalismo que merece, para ello contrataron al mexicano Arturo Zavala, quien será el encargado de dirigir a los somoteños hacia lo más alto de la tabla. Desde su llegada al campamento del Real Madriz, el estratega está trabajando a doble sesión con los jugadores, con el fin de conseguir óptimas condiciones físicas en sus muchachos.

Como parte de la preparación, los somoteños disputarán partidos amistosos contra Las Sabanas FC (equipo de segunda división del departamento de Madriz) contra el vigente campeón del balompié nacional, Real Estelí y contra equipos aún por confirmar, estos partidos serán cada tres días, para llegar al inicio de temporada en buenas condiciones.

El conjunto somoteño disputará su primer partido del Apertura contra los Caciques de Diriangén, y la directiva pretende darle una alegría extra a su afición con la instalación de las luminarias en el estadio Solidaridad. De momento, el encuentro está previsto que inicie a las 3 de la tarde, pero el horario podría variar en dependencia del avance de las obras para iluminar el estadio. “Hasta que no las miremos encendidas no podremos decir que el partido será a las 7 de la noche”, destacó Llanez.