•   Ciudad de México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Viejas glorias de las selecciones de fútbol de México y Alemania en los Mundiales de 1986 y 1998 se enfrentaron el domingo en dos partidos de exhibición, que convocaron a unas 5.000 personas en la plaza central de Ciudad de México, popularmente conocida como el Zócalo.

El evento denominado "Las Revanchas" convocó a varios de los protagonistas originales para repetir dos recordados partidos en los que ambas escuadras se jugaron su avance a rondas decisivas de los mundiales México-1986 y Francia-1998, y donde los europeos eliminaron al seleccionado mexicano.

Vista del Zócalo mexicano, donde se llevó a cabo el duelo / AFPEn esta ocasión, sin embargo, las victorias se repartieron, animando a los asistentes que rebasaron la capacidad de las graderías instaladas en esta amplia explanada, en pleno corazón del centro histórico de la capital.

En el primer partido entre las generaciones del 86, Alemania se impuso por 3 goles a 1, destacando el doblete del delantero Jurgen Klinsmann, quien entró como refuerzo ya que él no formó parte del cuadro original en la década de 1980. El descuento de Méxicollegó por cuenta del atacante Luis Flores.

La revancha para el "Tri" llegaría gracias a la generación de 1998, donde alinearon estrellas aztecas como Cuauhtémoc Blanco, Luis García y Pavel Pardo y que se impuso al cuadro alemán por 2-0.

Aunque las reglas estipulaban que se debía romper el empate mediante una ronda de penales, los capitanes de ambos equipos, Lothar Matthaus y Alberto García Aspe, descartaron prolongar la disputa y optaron por compartir la gloria.

Otros exjugadores que corrieron sobre la cancha de Fútbol 7 instalada en el Zócalo fueron el arquero alemán Uli Stein y el defensa Guido Buchwald, veteranos de 1986 y 1990 respectivamente, y mexicanos como Miguel España, Manuel Negrete y Jorge Campos.