•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La incorporación del capitán Juan Barrera y de Daniel Cadena a la selección de futbol de Nicaragua, tras perderse ambos el desafío ante Martinica por sanción, debe restaurar la motivación del equipo pinolero para el duelo crucial ante Panamá del próximo miércoles, luego de caer en su debut en Copa Oro por 2-0. Con plantel completo y dirigiendo por primera vez desde el campo en este torneo, Henry Duarte tendrá que realizar los ajustes necesarios para tratar de conseguir un triunfo que lo meta en la pelea por uno de los dos primeros lugares del Grupo B, que completan los canaleros y el anfitrión Estados Unidos.

Afortunadamente para la Azul y Blanco, la destacable actuación del arquero Justo Lorente ante los caribeños denota el compromiso con el que los jugadores pinoleros afrontan este certamen e invita a creer que mejores resultados están por venir. Partiendo porque el ahora guardameta de la UNAN-Managua en la Liga Primera repita en la titularidad, el agregado de Cadena y del “Iluminado” podría ofrecerle al equipo de Duarte el empuje del que careció en su estreno en Copa Oro 2017, que se resume en falta efectividad de cara al marco rival y poca creatividad en la contención.

No obstante, el principal ajuste que necesita la tropa nicaragüense es de aspecto emocional, pues la actitud del plantel, como lo reconocieron el propio Duarte y Copete en rueda de prensa, no estuvo a la altura de las circunstancias. Una especie de pánico escénico se apoderó de los futbolistas, excepto por Eulises Pavón en el segundo tiempo y Lorente durante todo el partido, evitando que el resultado fuera catastrófico. “La concentración de Justo es la que hubiese deseado para todos los jugadores”, ambientó el técnico.

Elementos claves     

Si la experiencia de Marlon López no fue suficiente para contener los embates de Martinica, con Cadena se espera que Nicaragua recupere la imagen que ha exhibido en otros enfrentamientos, distante a la que mostró el sábado. En la conferencia previa al duelo contra los caribeños, Duarte destacó la disponibilidad de su grupo para adaptarse a los ajustes naturales que ocurren en un partido y a eso tendrá que apostar en su siguiente desafío, considerando que los canaleros se presentaron ante Estados Unidos muy compactos en todas sus líneas y debe evitar otro revés, que los ubicaría en el muro de fusilamiento.

Sin embargo, pese a los movimientos nominales que ajuste el timonel, el equipo tendrá que conservar algunos aspectos rescatables en su derrota ante Martinica, como es dominar la posesión del esférico, mantener la verticalidad aprovechando la rapidez de Carlos Chavarría, Elvis Pinell y Josué Quijano, con el aporte de Barrera, sobre quien recae la asignatura de guiar al equipo. La ausencia del “Iluminado” en el primer juego del torneo, solo dejó en evidencia que su presencia en el equipo es necesaria para terminar de darle forma a la filosofía que maneja el conjunto, como sucedió en el juego de repechaje contra Haití, en el que anotó tres goles.

La zaga preocupa

Luis Fernando Copete no pudo anticiparse al remate de cabeza que realizó Kévin Parsemain cuando estableció el 1-0 parcial y fue desplazado por Steeven Langil, quien a su vez dribló a Erick Téllez para marcar el 2-0 definitivo a favor de Martinica, sin restarle mérito a los goleadores caribeños, el desempeño de los centrales pinoleros es preocupante y el propio Copete reconoció en conferencia de prensa que hubo permisividad de parte del equipo nicaragüense en términos defensivos.

“No estuvimos a la altura de lo que somos, perdimos confianza, cuando un compañero falla y enseguida hay otro error, nos desmoronamos. Posiblemente el escenario nos pasó un poco de factura, pero debemos de recuperarnos emocional y físicamente para dar otra cara en los partidos que vienen”, manifestó Copete, quien en el mero primer tiempo hizo activar las alarmas de la Azul y Blanco, cuando resintió tras recibir una falta. Cabe recordar que Luis Fernando viene de recuperarse de una lesión en el menisco de la rodilla derecha, mismo problema que privó a Casco de participar en Copa Oro.


Pese que la dupla Copete-Téllez tuvo fisuras, siguen siendo favoritos para repetir ante Panamá, aunque Duarte podría evaluar la posibilidad de darle minutos a Cyril Errington. Asimismo, la posibilidad de ver de inicio a Bryan García en lugar de Elvis Pinell no es descabellada, considerando que Chavarría podría desempeñarse por la izquierda, como lo hizo ante los caribeños cambiando en reiteradas ocasiones de banda con Elvis. En cualquiera de los casos, es preciso que el grupo carbure tempranamente y se haga sentir en el marcador, en estas instancias urge sumar puntos.