•   Tampa, Florida  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Panamá y Estados Unidos tienen la oportunidad de tomar el mando del Grupo B de la Copa Oro, cuando el miércoles se enfrenten en Tampa (Florida) a sus pares de Nicaragua y Martinica en la segunda fecha de la llave del torneo de Concacaf.

Los canaleros pelearon un bien ganado punto contra Estados Unidos en su apertura del torneo el sábado, en un partido en el que pudieron haber anotado más goles, de no ser por las atajadas del arquero local Brad Guzan y la mala suerte, o la pobre definición de sus atacantes.

Los panameños deben buscar los seis puntos en los dos partidos que restan de esta primera fase, pero tampoco deben dar por sentado su superioridad futbolística ante nicaragüenses y martiniquenses.

Si Panamá gana el Grupo B, podrá evitar un posible encuentro de cuartos de final con el talentoso equipo de Costa Rica, que lidera el Grupo A.

Nicaragua viene de una derrota de 2-0 ante una Martinica que desnudó las falencias de una selección demasiado ingenua y falta de roce internacional para esta liga de oro.

Los caribeños dominaron el partido de principio a fin y si no ganaron con más holgura fue por el gran partido del arquero nicaragüense Justo Lorente.

Empero, Panamá no puede confiarse, pues ante Martinica, los 'nicas' no contaron con dos de sus mejores jugadores, que ahora sí estarán en el campo: Juan Barrera y Daniel Cadena, ambos cumpliendo sanciones por acumulación de tarjetas amarillas.

El delantero Barrera es el capitán de la Azul y Blanco y está a un gol de alcanzar a Emilio Palacios como el máximo goleador (11 en total) del seleccionado de Nicaragua en los últimos 50 años.

El mediocampista Cadena es el único jugador nicaragüense en el fútbol europeo, como titular del club Njarðvíkur del fútbol islandés.

EEUU y la "sorpresiva" Martinica

Calificar de "sorpresa" la victoria de Martinica sobre Nicaragua es un eufemismo futbolístico.

Los caribeños tienen una base de jugadores provenientes del fútbol europeo, sobre todo el francés, y tienen experiencia de cuatro Copa Oro, llegando a cuartos de final en 2002.

Por si fuera poco, nunca mejor aplicado en este tope el refrán de que "no hay peor cuña que la del mismo árbol", pues el gerente general del equipo, David Regis, fue un futbolista nacido en Martinica con nacionalidad estadounidense, y que representó a Estados Unidos en los Mundiales de 1998 y 2002.

Regis fue miembro del cuerpo técnico de Bruce Arena cuando los del Tio Sam ganaron la Copa Oro de 2002, así que conoce bien la filosofía de su ex mentor.

Ante un equipo veloz e incisivo como Martinica, Arena tiene que mejorar su medio campo y hacer más sólida la línea defensiva, ampliamente vulnerada por los contragolpes panameños.

La última adquisición de Arena, el inglés nacionalizado estadounidense Dom Dwyer -que anotó el gol contra Panamá-, y el portero Brad Guzan salvaron a Estados Unidos de un debut desastroso.

Luego del empate ante Panamá, la selección local está obligada a buscar dos victorias ante Martinica y Nicaragua para asegurar un primer lugar y medirse en cuartos de final contra uno de los dos terceros lugares de los Grups A ó C.

En su único enfrentamiento en Copa Oro, Estados Unidos derrotó 2-0 a Martinica en la fase de Grupos de 2003.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus