•   1042  |
  •  |
  •  |

Cuando se puso en marcha la actual temporada de las Grandes Ligas no se dudó del establecimiento de Juan Carlos Ramírez con los Angelinos de Los Ángeles, aunque sí fue objeto de discusión el qué tan lejos llegaría como abridor. En el caso de Erasmo Ramírez, no se puso en duda su crecimiento como relevista, pero sí el qué tan consistente se mostraría a lo largo de la temporada, sobre todo por lo visto en la campaña anterior. Por el lado de Cheslor Cuthbert, las discusiones giraron alrededor de lo incierto, sobre todo porque no sería titular y se temía lo tanto que esto fuera a afectar su desarrollo a lo largo del año.   

De los tres, el mejor ha sido Juan Carlos, pues haciendo añicos los pronósticos sobre si su futuro en Las Mayores estaba asegurado como relevista, se ha convertido en el abridor con mejores números de su equipo, siendo considerado hasta ahora una agradable sorpresa. 

¿Qué esperar de JC en la segunda parte de la temporada? El nicaragüense podría cerrar el año con entre 12 y 14 triunfos, registros que no entraban en los cálculos de nadie. Asimismo, se espera mejore su efectividad y mantenga el ritmo de aperturas de calidad, logrando de esa manera confirmar su desarrollo como abridor. Tomando en cuenta la experiencia que le han proporcionado las 17 aperturas realizadas en esta primera mitad, se espera un Juan Carlos con más dominio de sus lanzamientos y con mejor localización de esa recta humeante que le caracteriza. Por lo que demostró antes del Juego de Estrellas, se cree que Ramírez puede mantener su nivel y no derrumbarse, consiguiendo así una temporada de excelentes números.

El caso de Erasmo 

Erasmo Ramírez viene de una primera mitad difícil y pretende recuperar terreno en esta segunda parte, para lo cual necesitará mostrarse más efectivo y recuperar su mejor versión, esa con la que se le volvió una costumbre el hecho de realizar presentaciones dominantes, sobre todo como relevista, que es el rol en el que mejor le ha ido este año. En el 2016, Erasmo no ganó ni un solo partido después del Juego de Estrellas, registrando un balance de 0-4.  Eso sí, su efectividad mejoró de 4.12 a 3.25. Tomando en cuenta su rol de relevista, se espera de Erasmo una consolidación como pícher capaz de sostener ventajas aun en las situaciones más complicadas, como lo hizo en la campaña anterior, en la que se le consideró un especialista en “apagar fuego”. Otro aspecto que se espera del rivense es que recupere el dominio que le caracteriza y así pueda mejorar su efectividad, que actualmente es de 5.18. 

Cheslor necesita impactar

De Cheslor Cuthbert se recuerda una primera parte sumamente complicada, en la que tuvo que lidiar con el hecho de no ser titular. ¿Qué si esto lo ha afectado? Claro que sí. Sus números son la evidencia más clara de eso. Sin embargo, esta segunda mitad puede ser mejor para el nicaragüense, esto si el antesalista Mike Moustakas sale de los Reales de Kansas City como se está manejando. 

El  sitio web fanragsports.com elaboró una lista que tituló: “96 jugadores que podrían ser negociados”, en la que destaca que “Mike Moustakas está teniendo un gran año” y señala que  “Los Medias Rojas de Boston y tal vez los Yanquis de Nueva York quieran tomarlo”. De concretarse esta opción, Cheslor se convertiría en el tercera base titular de los Reales, acción que le permitiría recuperar el ritmo que mostró en el 2016 y empezar así un resurgimiento necesario que sea el primer paso hacia el establecimiento deseado.
Claro, lo primero que debe hacer Cheslor es aprovechar cada espacio que se le fabrique mientras Moustakas siga en el equipo y convencer así a los dirigentes de que él es el indicado para reemplazar a Mike.