•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pelear en Estados Unidos no ha significado para René “El Gemelo” Alvarado cumplir el sueño americano. En ese país, al nica no le va bien en el ring, ha perdido las peleas más importantes de su carrera, alejándose de obtener una ansiada oportunidad de título mundial que nunca llegó desde que firmó con Golden Boy Promotions.

Alvarado viajó ayer a Los Ángeles junto a su entrenador Sergio González, para afrontar el compromiso que tiene este viernes contra el venezolano invicto Róger Gutiérrez (15-0-1, 12 nocauts). No se necesita ser un erudito en boxeo para entender que Golden Boy ha tomado al nica como un boxeador que sirva como escalera para que asciendan sus muchachos de mayor calidad o peleadores que estén cerca de disputar una corona mundial.

En marzo pasado, Alvarado perdió contra el excampeón mundial cubano Yuriorkis Gamboa, por decisión unánime, en una de las peores presentaciones de su carrera en Verona, Nueva York, donde lució sin empuje, no tuvo garra y cuando se dio cuenta que si presionaba podía desequilibrar a Gamboa, fue demasiado tarde, el combate ya lo tenía perdido en las tarjetas. 

Duro rival

Ahora tiene otro compromiso sumamente complicado. El venezolano acumula un combate en febrero de este año cuando derrotó a su compatriota Ciro Morelo por nocaut. Este será su primer pleito fuera de su país, debutando oficialmente en Estados Unidos. “Gutiérrez es un peleador que va para adelante, en ese aspecto será un pleito atractivo, así me gustan los rivales bravos. Quiero revitalizar mi carrera en Estados Unidos, necesita cambiar las derrotas por triunfo, este rival es accesible, mi objetivo es presionarlo, no tiene mucha experiencia, eso está a mi favor”, dijo Alvarado.

El “Gemelo” peleando en Estados Unidos tiene un récord de 6 derrotas y 1 triunfo. Esos malos resultados han desmejorado su récord a 25 victorias (17 nocauts) y 8 caídas. Alvarado puede cambiar girar la ruleta de su suerte este viernes si logra sorprender. Eso sí, necesitará mejorar muchísimo, ser más valiente y tirar más golpes. “Después de mi última derrota contra Gamboa aprendí que me faltó garra, no lo presioné. Debo ser más insistente”, señaló.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus