•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras Carlos Chavarría alimentaba el sueño de conseguir un triunfo sobre Panamá, marcando el primer gol de la Selección de Futbol de Nicaragua en Copa Oro, Ismael Díaz, sin darle tiempo a la afición pinolera de festejar el histórico tanto del atacante esteliano, y Gabriel Torres, estableciendo el 2-1, despertaron bruscamente a la Azul y Blanco, endosándole su segundo revés del torneo, dejándola en el fondo de la tabla del grupo B, a un paso de caer al abismo. 

Pese que el funcionamiento colectivo de la tropa nicaragüense mejoró notablemente, respecto al juego contra Martinica en su estreno en el torneo más prestigioso a nivel de selecciones de la Concacaf, su falta de puntería de cara al marco rival y la efectividad de los panameños les pasó factura. La presencia de Juan “Iluminado” Barrera provocó un cambio positivo, mas no tanto la de Daniel Cadena en el medio de contención. 

Los canaleros dispusieron de su primera chance a los dos minutos, cuando Edgar Bárcenas, conduciendo el balón por el sector derecho, colgó un centro hacia el punto penal que encontró a su compañero Ismael Díaz, cuyo remate se fue muy alto y desviado del marco que defendía Justo Lorente. Desde entonces, pese a la mayor posesión del esférico de los panameños, tuvieron que esperar hasta el minuto 20 para crear su segunda oportunidad para gol.

El propio Díaz, insistente en labores ofensivas, trató de empalmar un balón tras centro de Gabriel Torres, pero apenas logró conectarlo defectuosamente y lo mandó a las gradas. A los 22’, Gabriel Gómez fue el primero en chutar al marco de Lorente, cuando en una jugada individual se coló entre dos zagueros pinoleros y sacó un disparo desde fuera del área, pero su remate careció de potencia y llegó sin peligro a las manos del guardameta.

No obstante, la primera gran ocasión de los canaleros ocurrió a los 24 minutos, cuando Eric Davis reventó un balón desde mediocampo, tomando por sorpresa a los nicas que se defendían con Téllez y Copete, mientras tres canaleros se proyectaban en ataque. Sin embargo, pese a que Miguel Camargo ganó el balón y perforó las redes de Lorente, su compañero Gómez participó en la jugada saliendo del offside y el tanto fue anulado.

Un minuto después, la tropa pinolera dispuso de su primera oportunidad, por medio de Eulises Pavón, a quien el meta José Calderón le ganó un mano a mano, pero la jugada fue invalidada por fuera de lugar. Más tuvo que esperar la selección de Nicaragua para tener su primer tiro de esquina (27’), luego que Juan Barrera realizara un desborde por derecha y tras pisar línea de fondo, Davis llegó a sacarle la pelota, enviándola a córner. 

Al 30’, Gómez pudo adelantar a los suyos aprovechando un balón suelto dentro del área, con Lorente vencido, tras un despiste defensivo, que para fortuna de la Azul y Blanco el remate del canalero fue descompuesto. Solo un minuto después Torres tuvo una ocasión similar, pero la falta de efectividad le impidió perforar la cabaña de Lorente, quien por segundo partido consecutivo alineó como titular.

Antes de llegar al límite del primer tiempo, Luis Fernando Copete marcó un gol tras desviar un remate de Galeano desde fuera del área, pero el central pinolero se encontraba en fuera de lugar y la acción fue anulada. Hasta entonces, la Azul y Blanco no había dispuesto de las mejores oportunidades, ni de la mayor cantidad, pero mostró un futbol más depurado respecto al exhibido ante Martinica, el pasado 8 de julio.

Gol histórico

Regresando del intermedio, la tropa que dirige el estratega Henry Duarte salió a apretar a los canaleros y en el minuto 48’ Carlos Chavarría perforó las redes de Calderón. El atacante pinolero se quedó con un balón que despejó hacia el centro el zaguero Fidel Escobar y sacó un remate potente de pierna derecha que se coló por el ángulo izquierdo. Pese a que el guardameta panameño se lanzó tratando de desviar el balón, su estirada adornó el tanto del jugador esteliano.

El de Chavarría representa el primer gol en la historia de Nicaragua en Copa Oro, luego que en 2009, durante su primera participación en ese torneo, recibiera 8 anotaciones, cuatro de las cuales fueron endosadas por los canaleros. Se pensó que ese tanto podría servir como combustible para que la Azul y Blanco pudiera doblegar a Panamá, pero rápidamente el rival reaccionó e igualó la pizarra.

Mientras la fanaticada nicaragüense que asistió al Raymond James Stadium, de Tampa Bay, celebraba el histórico gol de su selección, Ismael Díaz frustró el festejo rompiendo las redes de Lorente, aprovechando que se encontraba sin marca cerca del punto penal. Desde entonces, los canaleros se hicieron de la posesión del esférico y provocaron reiteradas ocasiones de gol, que finalmente llegaría al 57’, por medio de Gabriel Torres.

El delantero panameño anotó tras centro de Miller, quien previamente ganó por arriba el esférico a Copete. Con toda la tranquilidad, Torres solo puso el pie para enviar el balón al fondo de la cabaña que resguardaba Lorente y establecer el 2-1, que a la postre sería definitivo. Sin embargo, con más de media hora por jugar, los nicas intentaron ripostar para salvar un empate que los metiera en la pelea del grupo B.

Juan Barrera, el mejor jugador de la tropa nacional, intentó sorprender a los canaleros con un remate desde fuera del área, pero su disparo fue desviado. Asimismo Luis Manuel Galeano, en dos ocasiones, y Fernando Copete, en otra, pretendieron hacer daño a los panameños con remates de larga distancia que acabaron en simples propuestas inofensivas. 

Pese a que los futbolistas de Duarte tuvieron un momento de inspiración en el tramo final del desafío, metiendo en su propia área a sus rivales, no tuvieron la efectividad necesaria para reflejar su mayor dominio en la pizarra y tuvieron que conformarse con un revés 2-1, que los deja en el sótano del sector B, sin puntos a favor, con cuatro goles en contra y solo uno anotado. En esta situación, la Azul y Blanco necesita que se den una serie de resultados para intentar avanzar de ronda como mejor tercero, empezando porque el próximo sábado puedan vencer al anfitrión Estados Unidos.

Henry Duarte: “Nicaragua no desentonó en el partido”

Tras el partido que Nicaragua cayó 2-1 ante Panamá, desmejorando a 0-5 su balance de victorias y derrotas en su historia en Copa Oro, el profesor Henry Duarte manifestó que la Azul y Blanco perdió el encuentro “por dos desconcentraciones”, pero que a pesar de haber enfrentado a “una selección muy fuerte como la de Panamá, Nicaragua no desentonó en el partido”.  

El resultado “es triste” dijo el técnico costarricense en la conferencia de prensa, añadiendo que “perdimos un partido en el que pudimos haber logrado más, pues tuvimos opciones”. Sin embargo, “lo importante es que enfrentamos el partido, nos fuimos al frente y en momentos supimos cerrar los espacios”, comentó Duarte.
Asimismo manifestó que “en momentos fuimos el equipo encargado de proponer en el encuentro y eso es algo que a mí me gusta de la selección de Nicaragua, pues a pesar de contar con pocos pergaminos, es un equipo que arriesga, que va al frente y que maneja buenos conceptos”. 
De acuerdo con lo dicho por el profesor, la tropa nicaragüense se mostró inocente tras el histórico gol marcado por Carlos Chavarría, el primero de la Azul y Blanco en su historia en Copa Oro. “Nos desconcentramos después del gol, nos pusimos eufóricos, esas son cosas que se deben trabajar con los muchachos, había que ser fríos en ese momento”, dijo el costarricense.