•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Byron “Gallito” Rojas desde su redondel en Matagalpa está feliz, saltando de emoción, y a la expectativa de conocer la fecha y el lugar de su combate de título mundial por la corona 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Es un hecho que el excampeón matagalpino será el retador mandatorio del cetro que hasta este momento ostenta el tailandés CP Freshmart, quien precisamente fue el encargado de borrarle la sonrisa al nica, arrebatándole ese cinturón el 29 de junio del 2016.

Pero Byron no está tan seguro de que su rival sea Freshmart. Considera que el filipino Rey Loreto le quitará el cinturón este sábado. Loreto se ganó la oportunidad de pelear con el tailandés, al ser el retador número uno, de manera que independientemente de quien triunfe, el “Gallito” pasará a ocupar esa posición, pues actualmente se ubica en el lugar  número 2 del ranking 105 libras de la AMB. “Creo que Loreto le puede ganar a Freshmart, es una pelea difícil”, dijo Rojas ayer vía telefónica.

El matagalpino volverá al ring en agosto próximo. Todavía no sabe quién será su rival, pero desde ya su mente está enfocada en el combate de título mundial a realizarse posiblemente a finales de este año. “Estoy muy contento porque me dijeron que seré retador mandatorio, me siento agradecido con la AMB porque a pesar de que perdí ante Freshmart, me mantuvieron en el puesto número 2, estuve esperando, me ha servido mucho ganar tres combates seguidos”, señaló.

Saldrá de Matagalpa 

Según Rojas, para su combate de campeonato mundial, saldrá de Matagalpa a buscar un lugar indicado donde pueda reconcentrarse y adelantó que hablará con su promotor Pablo Osuna para que el entrenador panameño Rigoberto Garibaldi sea parte del equipo de trabajo. “El gimnasio de Matagalpa no presta las condiciones necesarias para prepararme. Sinceramente me gustaría también trabajar con el profesor Garibaldi, quedé muy contento por lo que hicimos en Panamá cuando él me entrenó”, explicó. Con Garibaldi, el “Gallito” mostró mejorías técnicas. Desafortunadamente en el segundo tramo de la pelea con Freshmart, al matagalpino le pasó factura la inexperiencia. No pudo escapar de los amarres constantes del tailandés, quien con su boxeo sucio y ortodoxo se quedó con el cinturón. “Me siento motivado por lo que viene, mi anhelo es volver a traer ese título a Matagalpa, darle esa alegría a ellos y a mi familia”, puntualizó el muchacho del barrio La Chispa.