•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • Vaticano / AFP

El Rey ha destacado hoy que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona'92 mostraron al mundo los valores de "concordia, respeto y unión" y ha asegurado que toda España miró a Barcelona con "confianza" y "orgullo" ante la organización de un evento deportivo que fue un "éxito rotundo".

El monarca ha presidido esta tarde la recepción que ha ofrecido el Ayuntamiento de Barcelona a los atletas participantes en Barcelona'92, en la que han estado presentes los presidentes de los comités olímpico y paralímpico internacionales, Thomas Bach y sir Philippe Craven, respectivamente, así como la alcaldesa Ada Colau; el ministro de Educación, Cultura, y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; el líder del PSOE, Pedro Sánchez, o los exalcaldes Pasqual Maragall y Xavier Trias, entre otras autoridades.

En un acto conducido por la periodista Olga Viza en el Palacete Albéniz, a pocos metros del estadio de Montjuïc, donde hace 25 años tuvo lugar la "deslumbrante" ceremonia inaugural de los JJOO de Barcelona, el monarca ha recordado el éxito que supusieron estos Juegos "para Barcelona, para Cataluña y para toda España".

Felipe VI, que fue el abanderado de España en estos Juegos y logró un diploma olímpico por el sexto puesto que ocupó en la clase de Soling de vela, ha subrayado que este evento fue posible "gracias al esfuerzo conjunto y el trabajo comprometido, generoso y solidario de todos".

Rey de España"El verano de 1992, toda España miraba a Barcelona con confianza. De alguna manera nos revalidábamos ante el mundo. Y concluidos los Juegos fue abrumador el sentimiento de orgullo. Puedo decir que toda España se sintió orgullosa de esta ciudad", ha manifestado el monarca en un discurso pronunciado en castellano, catalán e inglés.

Don Felipe ha reconocido asimismo el papel que tuvo en la organización de este acontecimiento el exalcalde socialista Pasqual Maragall, que está enfermo de Alzheimer desde hace años y ha acudido a esta recepción acompañado de su mujer, Diana Garrigosa. Maragall, ha señalado el Rey, logró convertir Barcelona'92 "en los Juegos de una ciudad".

"Por eso no sólo fue un acontecimiento deportivo inigualable, sino una demostración cívica, una gran celebración ciudadana que los convirtió en irrepetibles", ha remarcado. Como abanderado del equipo nacional, Felipe VI ha recordado la "emoción profunda" que sintió al representar a España en aquella cita histórica y el "inmenso orgullo" de encabezar un grupo de deportistas "que representaban todo lo que somos y lo que podemos hacer y conseguir juntos".

"Era el momento que habíamos esperado tanto y no podíamos fallar. Y no fallamos", ha recalcado el Rey, que ha destacado asimismo los valores que Barcelona'92 mostró al mundo, como son los de la concordia, el respeto y la unión. Por su parte, el presidente catalán, Carles Puigdemont, ha dicho que estos JJOO fueron "de todos", ya que tanto la sociedad como las administraciones fueron "juntas y a una".

Además, el diálogo y la complicidad permitieron alcanzar un objetivo "sin reproches ni imposiciones". Los Juegos, ha agregado Puigdemont, tuvieron un importante impacto en Barcelona y Cataluña, como cambios en la fisonomía urbanística de la ciudad, el impulso de programas específicos de apoyo al deporte de elite o la construcción de instalaciones deportivas de primer nivel.

Rey de España sosteniendo la bandera de los Juegos Olímpicos."Sin los Juegos de Barcelona'92 no se entendería la potencia deportiva de la Cataluña de hoy", ha apuntado el presidente de la Generalitat, que ha defendido la candidatura de Cataluña para acoger unos Juegos Olímpicos de Invierno, "para proyectarnos de nuevo al mundo a través del deporte".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha destacado que la cita olímpica de 1992 es un "éxito" que demuestra "una vez más que cuando hay cooperación, diálogo y participación ciudadana los proyectos salen y pueden ser imparables".

"Celebramos el día que dijimos 'hola' al mundo y en el que millones de personas descubrieron la ciudad, el país y la mediterraneidad de Barcelona", ha señalado. Colau ha añadido que se conmemoran los Juegos Olímpicos "con alegría" pero "sin nostalgia", pues, en su opinión, la ciudad todavía debe afrontar retos como el precio del alquiler, las infraestructuras o la investigación.

El acto del Palacete Albéniz ha reunido a muchos de los deportistas que compitieron en Barcelona'92, como el tenista Sergi Bruguera, los baloncestistas Nacho Solozábal y Juan Antonio San Epifanio (Epi), el futbolista Raúl Tamudo, el waterpolista Dani Ballart o el jinete Cayetano Martínez de Irujo, entre otros.

Del Palacete Albéniz han salido a las 21:00 horas la antorcha y la bandera olímpicas que esta noche recorrerán Barcelona para conmemorar el 25 aniversario de sus Juegos.