•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Indígenas de Matagalpa consiguieron ante los Cafeteros de Carazo un triunfo que bien valdría la clasificación a la siguiente ronda. El conjunto norteño ganó 7-3 un juego que hasta el octavo inning perdía 3-2, resultado que le permitió mejorar su balance a 9-7, ubicándose tres juegos por encima de los caraceños (6-9), que si quieren mantenerse con vida deberán ganar los siguientes tres desafíos. 

El marcador sufrió la primera modificación en la apertura del segundo episodio, cuando Henry Chávez, exhibiendo el poder de sus muñecas, conectó la pelota con tal poder que la hizo viajar al otro lado de la barda del estadio Chale Solís. Sin embargo, el entusiasmo de estar arriba en el marcador no le duró mucho a los caraceños, pues en la parte baja de la tercera ronda, el experimentado Antenor López, mostrándose oportuno y productivo, descifró al chavalo Kevin Valle y le conectó un sencillo remolcador de las dos carreras con la que Matagalpa le dio vuelta a la pizarra. Así comenzaba el encuentro, con un fiero intercambio de golpes.

Conscientes de lo trascendental de conseguir la victoria, los Cafeteros ripostaron en la cuarta entrada cambiando la pizarra a 2-2 mediante un trancazo de cuatro esquinas de Yasmil Hernández. Acto seguido, en la quinta vuelta, Ernesto Campos, armado de furia, tumbó la cerca para poner a Carazo arriba en el marcador 3-2.

Desde entonces, la producción de carreras tuvo una pausa, pese a que hubo serias amenazas, como la que no supo aprovechar la tropa de Aníbal Vega en la parte alta del octavo episodio, cuando con las bases llenas, los artilleros Elmer Espinoza, Luis Rocha y Jilton Calderón se poncharon ante un crecido Berman Espinoza.
En el cierre del octavo, en el que parecía su penúltimo chance, los Indígenas convirtieron la derrota en un triunfo que los acercó a solo uno más de meterse a los cuartos de final del Germán Pomares. El operativo de cinco carreras lo inició Antenor López con un sencillo y lo continuó Jhonny Trewin con un doblete que puso el juego 3-3. Luego, con las bases llenas, Fausto Suárez ligó un hit que adelantó 4-3 a los matagalpinos; y posteriormente, Emilio Villegas conectó un doble que barrió las bases y estableció el 7-3 definitivo.

El triunfo fue para Berman Espinoza (5-5) y la derrota para Bismarck Ruiz (4-8). 

Jinotega sufre

El conjunto de Jinotega estuvo ganando el primer juego de su serie contra la novena de Estelí, consiguiendo de esa manera el empate en el cuarto puesto del grupo A. Sin embargo, en la séptima entrada los planes cambiaron, pues los estelianos le dieron vuelta a la pizarra y lograron imponerse con marcador de 10-5, estableciendo una ventaja de dos juegos sobre los jinoteganos, con quienes sostienen una lucha por la clasificación a la siguiente ronda.

Tras este desafío, Estelí mejoró su balance a 8-9 y Jinotega empeoró su marca a 6-11. De esta forma, el equipo que dirige Henry Roa está a una victoria de conseguir su boleto a los cuartos de final. Las Brumas, por su parte, tendrá que ganar dos de los siguientes tres encuentros para forjar al menos un empate o ganarlos todos para lograr el pase, misión que no luce del todo fácil. 

El juego lo ganó Berman González (8-6), lo perdió Harvin Talavera (3-6) y salvó Milton Benavides (8).