•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Real Estelí se convirtió en el primer equipo de futbol nicaragüense en obtener la licencia de clubes avalada por la FIFA, la cual es de vital  importancia para participar en torneos internacionales, recibir beneficios del orgsanismo, y dela Concacaf, y también garantiza que internacioalmente el club será considerado como una institución seria y profesional.

Para obtener dicha licencia, el Real Estelí se sometió a una serie de evaluaciones rigurosas que valoraban sobre todo la calidad de la infraestructura del estadio, el desarrollo del futbol base (categorías juveniles y academias), administración y personal profesional (cuerpo de entrenadores y médicos calificados, administrador del club, junta directiva, gerente general, oficial de comunicación y prensa, administrador de estadios e instalaciones de entrenamiento).

La licencia obtenida por el tren del norte tiene como principal importancia ser reconocido a nivel mundial como un club con todos los parámetros exigidos por la FIFA, además que posee la estructura adecuada y completa para desarrollar jugadores profesionales.

El hecho de que los norteños hayan adquirido dicha licencia significa para Nicaragua un avance sustancial para el desarrollo del futbol.

La medida también obliga a las demás instituciones miembros de la Liga Primera de Futbol a alcanzar dicho nivel para ser consideradas y certificadas por la FIFA como clubes oficiales.

Ante la certificación de la FIFA al Real Estelí, la Concacaf destacó en un comunicado oficial: "El Real Estelí Fútbol Club ha cumplido con todos los requisitos del sistema de licencias de clubes. A este respecto nos gustaría aplaudir los esfuerzos del Real Estelí Fútbol Club y comunicar que están en buenos términos con las divisiones de la Concesión de Licencias de Clubes y de Competencias de Clubes de Concacaf. Le agradecemos de nuevo por su compromiso a esta iniciativa y por continuar el desarrollo del fútbol en nuestra región." 

El Real Estelí es el club de futbol más dominante en Nicaragua y estableció un récord centroamericano de juegos consecutivos sin perder: 55. Esa marca llegó a su fin con la derrota de los norteños antes la Unan.