•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con un pasado destacable en las categorías inferiores y a la postre de primera división del Atlas de Guadalajara, el mediocampista azteca Ricardo Bocanegra aterrizó en suelo nicaragüense para colaborar con su experiencia a conseguir los objetivos que se planteó el Real Estelí en la Liga Primera y en Liga de Campeones de la Concacaf, torneo en el que los norteños debutarán el próximo 2 de agosto ante el CD Águila de El Salvador.

El arribo del exseleccionado mexicano, campeón de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, se da en una campaña que se presta para que los estelianos extiendan su hegemonía en el balompié pinolero, pero además para que logren trascender internacionalmente, debido que en el Torneo de Otoño de la ‘Concachampions’ no participan clubes de las ligas de México, Estados Unidos y Canadá.

Bocanegra llegó al club rojiblanco recomendado por su compatriota, el goleador de la temporada 2016-17, Gregorio ‘Goyo’ Torres, quien pese a motivarlo para que se probara en la pretemporada con el plantel esteliano, le advirtió que no se trataba de cualquier club, sino de la considerada por muchos como la institución más poderosa, futbolística, administrativa y económicamente hablando, lo que implica un reto para cualquier jugador que desee pertenecer a ella.

“Cuando me hablaron para venir acá, me comentaron que es un equipo que siempre es protagonista y me emocioné mucho, obviamente eso es un reto para mí, debo agarrarlo con mucha seriedad para aportar al grupo. Es más que evidente que la exigencia será enorme, venimos varios a probarnos y solo algunos nos quedamos, por ende, con los que estamos habrá una competencia sana por ganarnos la titularidad y eso habla muy bien del equipo”, reconoció el azteca.

¿Por qué Nicaragua?

Su llegada al futbol nicaragüense genera expectativa por el destacable currículo que lo acompaña, pero también despierta la duda de por qué se decantó por jugar en una liga tan discreta, en relación con la liga de ascenso mexicana, donde se desempeñó la campaña pasada defendiendo la casaca del Correcaminos. Bocanegra despeja esa interrogante, asegurando que “Estelí conjuga todo lo que requiere un club profesional y sus ambiciones son enormes”.

“Mi primera impresión del Real Estelí es que es un equipo muy joven, es un gran grupo, muy sano y todos están mentalizados en ganar, la ambición de todos es ganar la liga y ganar en ‘Concachampions’, ahora yo voy en ese camino y estoy seguro que podemos hacer grandes cosas. Cuando miras desde adentro a este equipo quedas impresionado, cómo rechazar una oportunidad como esta, es imposible”, aseveró el mediocampista mexicano, quien apunta a hacer dupla con Franklin López.

Según Bocanegra, la directiva esteliana le pidió “entrega en cada partido y que me desempeñe sin temores”, solicitudes que “cumpliré sin problemas”. “Voy a dejar todo en la cancha, a nadie le gusta perder, mi caso no es diferente, deseo trascender en todos los torneos que estará Estelí y quiero dar ese granito de arena con mi experiencia. Tengo capacidad para afrontar este nuevo reto, con la actitud positiva, porque yo llegué para quedarme”, dijo.

Ganar el campeonato nacional y conseguir resultados positivos en Liga de Campeones son los principales objetivos de Bocanegra, pero también hacer el grado para mantenerse en el equipo por las próximas temporadas, algo que pocos foráneos han logrado. De hecho, para el torneo actual, los norteños renovaron a cuatro de los cinco extranjeros que contrataron la campaña anterior, manteniendo únicamente al “Goyo”, autor de 34 goles.