•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El clásico, el duelo más célebre del futbol mundial actual, conocerá hoy en Miami su 267º episodio. Pero no será uno más: por primera vez, Real Madrid y Barcelona se enfrentarán en Estados Unidos en un torneo de pretemporada con aroma a Champions League.

Josep María Bartomeu, el presidente del Barsa, lo llama el clásico amistoso. La leyenda mexicana Hugo Sánchez, exgoleador histórico del Real, en cambio, se decanta por el clásico global.

Incluso en el calendario deportivo estadounidense, donde el futbol aún permanece a la sombra del basquetbol, el futbol americano y el beisbol, este encuentro entre los dos equipos más grandes de España ha logrado un lugar de excepción.

La cadena de televisión ESPN, que retransmite todos los partidos de la Copa de Campeones Internacional que se disputa en Estados Unidos, ha incluso previsto para la ocasión un dispositivo especial con 25 periodistas y presentadores en directo desde esta mañana hasta el comienzo del choque, a las 5:30 p.m., hora de Nicaragua.

Y es que el partido lo merece: la última vez que ambos se enfrentaron fuera de España, el Real Madrid se impuso 1-0 a su rival en mayo de 1982 en un amistoso disputado en Venezuela y la contienda no fue emitida en directo por televisión, algo impensable en estos tiempos.

A pesar de que el Real Madrid no podrá contar con su máxima estrella, un Cristiano Ronaldo que sigue de vacaciones, se han vendido todas las entradas y las únicas disponibles en el mercado negro ascienden a los 900 dólares para ver a los astros Neymar, Lionel Messi, Luis Suárez o Gareth Bale.

Neymar protagonista

En cuestión de millones, este duelo enfrenta a dos de los actores principales de un mercado de traspasos en plena ebullición: el FC Barcelona podría ver cómo una de sus estrellas, el brasileño Neymar, se marcha al París Saint-Germain por 222 millones de euros, mientras el Real Madrid busca contratar a la nueva figura francesa, Kylian Mbappé, valorado por el Mónaco en unos 180 millones de euros.

En cuanto al aspecto deportivo, incluso si este partido es amistoso, la rivalidad entre estos dos clubes que comparten 12 de los últimos 13 títulos ligueros es tal que todos saldrán ultramotivados.

Por si fuera poco, se trata del primer clásico de Ernesto Valverde como técnico del conjunto catalán, y enfrente tendrá a Zinedine Zidane, leyenda blanca como jugador y como entrenador tras haber ganado la última Liga de Campeones.

El Real Madrid viene de una contundente derrota 4-1 ante el Manchester City el miércoles en Los Ángeles y también perdió contra el United, en la tanda de penales, tres días antes (1-1, 2-1 en penales).

El Barcelona, por su parte, superó a la Juventus (2-1) y al Manchester United (1-0) recientemente, pero sucumbió al equipo blanco la temporada pasada en Europa y en LaLiga.