•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los dos equipos que copan el apartado de rumores en el actual mercado de fichajes, París Saint-Germain con la llegada de Neymar y Mónaco con la salida Mbappé, se enfrentan este sábado en Tánger (Marruecos) en la Supercopa de Francia.

Con el brasileño en Estados Unidos, donde prepara la pretemporada con su —todavía— actual equipo, el Barcelona, las miradas caerán sobre el joven Mbappé, objeto de todo tipo de especulaciones desde que el diario deportivo Marca hablase de un “principio de acuerdo” por él entre el Real Madrid y el club del principado.

El desmentido del Mónaco, que llegó poco después de la publicación del diario español (que cifraba el traspaso en 180 millones de euros), no ha sido suficiente para apagar el incendio. Sobre todo porque no solo el equipo blanco pretende al joven prodigio: también lo hace el propio PSG.

Mbappé, por su parte, podrá enfrentarse al equipo parisino tras perderse el partido de ida de liga entre ambos conjuntos la pasada temporada y poder disputar solo unos minutos en el de vuelta.

En la final de la Copa de Liga que PSG y Mónaco jugaron el pasado mes de abril, el atacante de 18 años nada pudo hacer ante el contundente marcaje del brasileño Thiago Silva, que le anuló durante toda la contienda.

La rotunda victoria de los parisinos (4-1) provocó las lágrimas del delantero, que tampoco participó en la semifinal de la Copa de Francia entre ambos clubes (5-0 para el PSG), celebrada también ese mismo mes de abril.

En cualquier caso, el Mónaco no es el Mónaco de la pasada temporada. Al menos no sobre el papel, toda vez que muchos de sus mejores jugadores han fichado por los grandes de Europa. Ni Bernardo Silva, Tiémoué Bakayoko, Benjamin Mendy y Valère Germain forman ya parte del plantel.

Marcar el tono 

Los seis partidos amistosos que, hasta ahora, ha disputado el club del principado no permiten hacerse una idea muy aproximada del actual equipo. Solo ha perdido uno de ellos, contra el Sporting de Lisboa.

El PSG, en tanto, dio un golpe sobre la mesa fichando al lateral derecho brasileño Dani Alves, procedente de la Juventus, y ahora ansía protagonizar el que sería el traspaso más caro en la historia del futbol: el de Neymar Jr. Sin olvidar al propio Mbappé y al chileno Alexis Sánchez (Arsenal), en la agenda del club desde hace tiempo.

Seis veces campeón de la supercopa, un título hoy le permitiría a los parisinos igualar el récord de siete trofeos que ostenta el Lyon, además de enviar una advertencia de cara al campeonato de liga, que el Mónaco le arrebató la pasada campaña.