•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un viejo león de 38 años, necesitado de una rehabilitación en garras y colmillos, más el afinamiento de su misión y el engrase requerido de su maquinaria muscular, continúa rugiendo tercamente atravesando su temporada numero 20 en la Gran Carpa. El dominicano Adrián Beltré, quien debutó con los Dodgers en 1998 a los 19 años, aterrizó ayer en la ruidosa pista de los 3000 cohetes disparando un doble contra el zurdo Wade Miley de los Orioles de Baltimore. 

El momento cumbre

En el cuarto inning, buscando su hit tres mil, Beltré miró hacia el cielo antes de enfrentar a Miley con un out y hombre en primera. Por un momento, la tierra dejó de ser ese valle de lágrimas para Beltré y hasta le pareció que llovían estrellas. El impactó fue preciso y la pelota viajó hacia lo profundo del jardín izquierdo, llevando a Nomar Mazara a tercera base. Fue el cohete 3,000 de Beltré en su carrera convirtiéndose en el artillero número 31 que alcanza esa cifra, y apenas el quinto latino, desde el doble de Roberto Clemente contra Jon Mattlack en 1972.

El astro boricua Roberto Clemente, el panameño Rod Carew siete veces campeón de bateo, Rafael Palmeiro el mejor bateador cubano visto en pantalla, y Alex Rodríguez, dominicano, considerado en su momento el mejor pelotero imaginable, precedieron al artillero de los Rangers Adrian Beltré, en el Club de los tres mil imparables.

 

Previamente, el 7 de agosto del 2016, el japonés Ichiro Suzuki, un probable tercer bateador de 4,000 imparables de no haber llegado a las mayores a los 27 años, apareció en pantalla como el número 30 en la lista de bateadores de 3,000, una cifra que usualmente abre las puertas del Salón de la Fama. En su larga trayectoria, Beltré un bateador derecho, ha vestido cuatro uniformes: Dodgers, Marineros, Medias Rojas un año y Texas desde el 2011, con una temporada de 200 hits en el 2004 y dos sobre los 190. 

Pujols en circulo de espera

Entrando en acción en 51 juegos, Beltré, segundo lugar en la votación para Más Valioso del 2004, cuando descargó 48 jonrones entre sus 200 cohetes impulsando 121 carreras, pese a estar quemando sus últimos cartuchos, registra un promedio encima de los 300 puntos con 58 imparables, recibiendo 18 millones de dólares en el penúltimo año de su contrato con Texas. 

El próximo latino de 3000 hits, debe ser el dominicano Alberto Pujols de los Angelinos de Anaheim, quien había disparado 2911 antes de la jornada dominical. Pujols, tres veces Más Valioso en la Liga Nacional jugando para los Cardenales de San Luis, quién ha disparado 86 hits y 14 jonrones en 95 juegos este año, puede ingresar al Club en el 2018, siempre y cuando no se vea afectado por los problemas musculares que a los 37 años, le recortaron esta campaña. Se piensa, que de cualquier manera, Pujols multiplicará esfuerzos por llegar a la cifra soñada, aún bateando en silla de ruedas.