•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Se ha convertido en algo común para el Walter Ferretti, afrontar una competición importante con pocos partidos amistosos, en el inicio de la temporada Liga Primera, y en un ritmo de competición discreto. Así los rojinegros enfrentarán este jueves a los bandidos de Belmopán, conjunto de Belice, en el primer desafío correspondiente a la Liga de Campeones de la Confederación Norte Centroamericana y del Caribe de Futbol (Concacaf).

Ferretti está en un proceso de transición y adaptación, pues apenas está iniciando la temporada y los refuerzos necesitan amalgamarse con sus compañeros, para así poner en práctica la filosofía del técnico brasileño Flavio Da Silva. El brasileño reconoce que necesitan más ritmo de partido, a eso le suma el hecho de no poder jugar en el Estadio Nacional y tener que ocupar la cancha del Independencia del Real Estelí para este desafío, dos factores adversos, no obstante, Da Silva es optimista.

Este lunes en una conferencia de prensa celebrada en el comisariato de la Policía Nacional, Da Silva, quiso enviarle un mensaje positivo a la fanaticada. Afirmó que pueden ganar el partido, la única duda pasa en escoger el sistema táctico conveniente. Este gira alrededor de la figura principal del club, el uruguayo Bernardo Laureiro, a quien últimamente se le ha quitado de su posición natural de enganche, para convertirlo en un mediocampista más retrasado en la cancha, con el fin de que este distribuya y arme ataques con pases largos. 

Sin presiones

“No tenemos presión de cara al partido contra Belmopán. Lo que tenemos es ganas y voluntad de representar bien al país, los jugadores le ponen muchísimas ganas en los torneos internacionales. Esperamos que el poco tiempo de preparación no refleje algunos errores. No somos favoritos, los jugadores lo saben. Es posible ganar, pero no podemos confiarnos”, comentó Da Silva. 

“Confío en los futbolistas que tengo, los refuerzos son jugadores que vienen a aportar, la voluntad de futbolistas que se unieron es importante. Tenemos que pensar en el presente, estoy seguro que vamos a representar bien a Nicaragua. Soy un entrenador optimista y positivo. Para la Liga Primera mi objetivo principal es volver a clasificar a Concachampions y en este torneo esperamos avanzar a la segunda ronda”, agregó el técnico brasileño.

El partido entre el Ferretti y los bandidos de Belmopán está programado a las 8:00 p.m. La directiva rojinegra dijo que contarán con la presencia de 250 personas, incluyendo efectivos de la Policía Nacional, para garantizar la seguridad de los aficionados y futbolistas. La entrada general será de 100 córdobas. Se esperan 3,500 seguidores del Ferretti en el Estadio Independencia.