•   Chicago, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

El Real Madrid completó este martes el entrenamiento previo al partido amistoso que el miércoles jugará ante las Estrellas de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS) y lo hizo, por lo visto, con el entrenador Zinedine Zidane tranquilo pero con el escocés Gary Bale "tocado".

El galés no concluyó el entrenamiento al sentir molestias en el talón de Aquiles de la pierna derecha y se retiró 10 minutos antes que el resto de los compañeros, que completaron una hora y media de trabajo frente a más de 3.000 aficionados.

Zidane dijo que todo estaba "bien", pero sin dar más detalles.

En cambio, el entrenador francés sí habló del rendimiento de Bale, entre otros asuntos, en la rueda de prensa que ofreció posteriormente y dijo que lo vio "bien", a diferencia de las críticas que el jugador ha recibido por su bajo rendimiento durante la gira por Estados Unidos.

Su argumento es que necesita tiempo para poder adquirir su mejor forma después de la grave lesión que sufrió la pasada temporada.

"Ha tenido una lesión muy larga y la pretemporada que ha hecho desde el inicio ha sido buena para él, sin que tuviese que esforzarse al máximo", valoró Zidane.

"No me preocupa el rendimiento individual porque el equipo entero ha tenido partes buenas y partes peores, se trata de una pretemporada", agregó.

Esta fase concluye para el Madrid con el partido ante el combinado de Estrellas de la MLS, que es visto por Zidane como la oportunidad para mejorar la imagen dejada hasta ahora.


"Tenemos que hacer un buen partido y conseguir el triunfo, aunque lo segundo no es lo más importante", reiteró. "Lo importante es que acabemos bien y no tengamos lesiones".

El primer gran reto para Zidane y el Real Madrid será la Supercopa de Europa, el 8 de agosto ante el Manchester United.

"Es cierto, tendremos poco tiempo para preparar el partido, pero yo creo que después de estos cuatro encuentros amistosos disputados en Estados Unidos vamos a terminar muy bien físicamente", aseguró.

Para Zidane, la buena preparación física es lo más importante que el equipo ha logrado en la pretemporada y con base en ella esperan tener una gran campaña.

"Físicamente veo al equipo bien sin que hayamos tenido problemas de lesiones, con Toni Kroos un poco tocado, al igual que algunas molestias con Luka Modrid y Raphaël Varane", analizó Zidane.

El otro centro de atención durante la rueda de prensa fue la situación de la máxima estrella del equipo, Cristiano Ronaldo, de quien Zidane no ha querido hablar en Estados Unidos. "Si hubiera hablado también habría comentarios", argumentó.

"Lo importante es lo que me dijo a mí. Él está de vacaciones y está tranquilo. El día 5 estará con nosotros y eso es lo que vale, por lo que espero que después de ese día acabe el asunto de su futuro con nosotros".

De su declaración ante una jueza por los cargos que se le imputan entorno a la presunta evasión de impuestos, Zidane se limitó a decir que nada de eso le iba a perjudicar en su rendimiento.

"No creo que estas cosas le perjudiquen. Está contento porque ya pasó. Ahora está tranquilo y centrado en el fútbol, él quiere jugar y estará con nosotros el 5 de agosto, algo que será muy positivo".

Del partido frente a las Estrellas de la MLS, Zidane tiene pensado dar más minutos a los jóvenes que se unieron a la gira por Estados Unidos, al contrario de darle más rodaje al equipo que probablemente iniciará frente al Manchester United.

"Será a la inversa de lo que hemos hecho hasta ahora, los que jugaron menos tendrán más minutos", puntualizó.