•   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Estelí dio un salto cuantitativo recientemente, al recibir la licencia FIFA que lo acredita como el único club profesional de Nicaragua. Cualitativamente, el equipo esteliano ha demostrado estar a la altura de dicha certificación, es un conjunto que impone respeto y los resultados avalan su categoría, nadie puede negarlo en la liga local. Sin embargo, a nivel internacional, pese a que es el máximo exponente del balompié pinolero, tiene una asignatura pendiente que acabaría por confirmar su estatus.

Tras seis participaciones en Liga de Campeones de la Concacaf, el “Tren del Norte” no ha logrado conseguir un solo triunfo, resumiendo 13 reveses y seis empates en 19 partidos. Hoy, el conjunto esteliano tendrá la oportunidad dorada de romper esa sequía y escribir con tinta dorada un nuevo capítulo en su larga historia deportiva, repleta de éxitos. En el Estadio Cuscatlán, ubicado en el centro de la capital salvadoreña, los norteños enfrentarán al local CD Águila (6:00 p.m.), mentalizados en sumar tres puntos, no menos.

Se trata de un duelo correspondiente a la ida de los octavos de final de la Liga Concacaf, cuyo formato permitirá al vencedor de la llave continuar su camino en dicho torneo, mientras que el perdedor tendrá que despedirse prematuramente del certamen. Por ende, los rojiblancos no deben fallar en su visita al nido de las Águilas, conscientes de la importancia que supone enfrentar el partido de vuelta, como locales, con una renta positiva. El deber del campeón del futbol nicaragüense es conseguir un triunfo convincente, que disipe dudas sobre qué esperar en el estadio Independencia.


Por las características del plantel, que conjuga juventud con experiencia, al ser un grupo con suficiente bagaje en este tipo de competiciones, el club blanquirrojo salta como favorito para imponerse, aunque su rival en turno puede presumir de haber participado en 14 ediciones de Liga de Campeones de la Concacaf, siendo su última aparición en la campaña 2012-13. En cambio, el equipo que dirige Otoniel Olivas afrontará su cuarta participación en los últimos cinco años. Estadísticas aparte, el futbol que despliega el bloque esteliano, con orden entre líneas, creatividad en la elaboración de jugadas y solvencia en cada sector del campo, invita a creer que hoy es el día destinado para consumar el objetivo de ganar.

La apuesta de “Oto”    

Para el duelo ante los “Naranjas”, como le apodan al club cuscatleco, Otoniel Olivas tendrá que fajarse en zona defensiva sin el lateral Josué Quijano ni el central Jason Casco; ambos son bajas por lesión. En lugar de ellos, el estratega podría alinear como pareja de centrales a Luis Fernando Copete junto a Gastón Pagano, uruguayo que marcó un doblete en su debut en la Liga Primera contra el CD Ocotal, y como lateral derecho al brasileño Lucas Da Silva o bien a Francisco Paz. En cualquiera de los casos la zaga se muestra bien resguardada, con el agregado del indiscutible titular Manuel Rosas, por banda izquierda. Mientras que la portería sería asignada a Henry Maradiaga.

Más adelante, Olivas tiene claro el panorama: Marlon López y Franklin Lopez ejercerían labores de rompimiento de jugadas ofensivas del rival, recuperación y distribución de balones envenenados a sus compañeros de ataque, cuyo rol podrían desempeñarlo Carlos Chavarría, Gregorio Torres y Elvis Figueroa. Cabe recordar que para este duelo Otoniel no contará con Luis Manuel Galeano, quien se recupera de una lesión en el hombro derecho. Eso sí, el estratega tendrá que elegir entre Elmer Mejía y el azteca Ricardo Bocanegra como ayudantes en el mediocampo. 

A la hora de echar mano de la banca, el adiestrador norteño podrá elegir entre Bryan García, explosivo desbordando ya sea por el sector derecho o el izquierdo; Nahúm Peralta, de rápidos desplaces y habilidoso en el desmarque; y Ariagner Smith para darle respiro a la ofensiva. Además, dispondrá  del defensor colombiano Sebastián Acosta, quien no fue convocado para el partido de Liga Primera el pasado viernes. Dicho esto, no hay forma de pensar que el Real Estelí vuelva a suelo nicaragüense con el rabo entre las piernas, la lógica indica que debe imponer su madurez futbolística, propio de una sobrada plantilla.

Alineaciones posibles

La posible alineación del Estelí es: Henry Maradiaga (portero), Fernando Copete (defensa), Gastón Pagano (defensa), Manuel Rosas (defensa), Francisco Paz (defensa), Franklin López (mediocampista), Ricardo Bocanegra (mediocampista), Marlon López (mediocampista), Gregorio Torres (atacante), Elvis Pinell (atacante) y Carlos Chavarría (atacante).

El equipo salvadoreño podría salir de la siguiente forma: el arquero Walter López, la línea de 4 defensores estará conformada por Carlos Hernández, Jair Ibarguen, Richard Dickson, Deris Umanzor. En el mediocampo estará Fredy Espinoza, Víctor García, Marvin Hernández, y Josué Flores. En el ataque se ubicará James Cabeza y Javier Lezcano