•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Qué sería el Walter Ferretti sin Flavio Da Silva? Fue el técnico brasileño quien quebró la hegemonía de varios años del Real Estelí, conquistando el título nacional en julio del 2015. Fue Da Silva el hombre que llevó a este equipo a la Concachampions y con su planteamiento los rojinegros le hicieron un gran partido al América en el estadio Azteca. 

Luego, este hombre se marchó a Costa Rica en pleno torneo, buscando trascender en la primera división costarricense, dejando al Ferretti sin alma y ganando críticas por parte de los directivos del club. Pero como el hijo pródigo regresó al club y otra vez se convirtió en el artífice para que los rojinegros regresaran a este torneo internacional, ahora en su versión de otoño llamada Liga de Concacaf, conquistando el primer triunfo para un equipo nicaragüense en este tipo de competencias internacionales.

La noche del jueves en el estadio Independencia, el Ferretti goleó 4-1 al Belmopan Bandits. Paradójicamente el triunfo se suscitó en casa de su máximo rival, el Real Estelí. Da Silva conversó con El Nuevo Diario sobre cómo vivió el triunfo. Lo que significó ganar en el coloso norteño, cómo está Marcos Méndez después de sufrir una lesión en su rostro producto de una patada de un defensa del Belmopán y de lo que espera en el partido de vuelta en Belice, donde el técnico pretender salir con un planteamiento “ofensivo”.

Profesor Da Silva, ¿cómo se siente después de la victoria histórica del Walter Ferretti?

Me siento feliz después de todo lo que pasó, agradecido con Dios, con mis jugadores, porque se entregaron con el corazón en la cancha. Ellos arriesgan todo, se aplican en lo táctico.

¿Lo que tenía planificado se cumplió?

Te lo juro que sí, por haber cambiado el sistema táctico, todo nos salió bien. Ellos tienen dos delanteros fuertes y altos, pero con los tres defensas que teníamos, con Munive estando detrás, ellos no generaron muchas ocasiones de peligro en balón aéreo.

¿Le sorprendió ganar por goleada de 4-1 o fue el partido más reñido de lo que refleja el marcador?

Analizando las estadísticas del partido, tuvimos mucha posesión del balón. En el segundo tiempo, Belmopán tuvo un poco más la pelota. La victoria sabíamos que era posible, la diferencia de goles es porque fuimos contundentes. Lo que nos apareció concretamos, eso sucedió. A veces creamos muchas oportunidades y solo concretamos una o dos. En este partido las que tuvimos las metimos.  Fuimos contundentes, por eso se dio la goleada.
Hábleme un poco sobre el trabajo de Bernardo Laureiro…

Él empezó como un enlace. El cambio que hicimos fue jugar nada más con un contención, en este caso Kenneth Vanegas, porque ellos tenía solo un enlace. Laureiro empezó a la par de Marquitos Méndez. Si ustedes se fijan ellos jugaban a la par. Liberé a Marquitos, y funcionó porque su gol es dentro del área, siendo pequeño, con todos esos futbolistas altos de Belmopan.

¿Qué significó para ustedes ganar en el estadio del Real Estelí?

Es un hecho histórico hacer eso en casa del rival, pues no se logra todos los días. Es como que el Barcelona lograra algo así en el estadio del Real Madrid. Pero nosotros no podemos ver las cosas desde esa perspectiva, sino desde lo nacional. Estelí nos ayudó mucho, los directivos nos prestaron el estadio, las condiciones, eso no se ve como rivalidad, sino como crecimiento de un país.

Estelí tiene un buen equipo para ganarle al Águila en su estadio y ojalá que los dos equipos avancen de ronda, eso es bueno para el país.

¿Cómo visualiza el partido de vuelta en Belice con esa renta de tres goles?

Tenemos que poner los pies sobre la tierra; si nos confiamos, Belmopán puede remontar. Debemos estar concentrados, trabajar a partir de nuestros errores, veremos el video. Tenemos que ganar el partido, no salir defensivamente. Ustedes verán una sorpresa, saldremos bien ofensivos.

¿Qué es lo último que se sabe sobre la salud de Marquitos Méndez?

El muchacho está consciente. Le harán una tomografía para descartar cualquier problema. Pasará con un oftalmólogo y un otorrinolaringólogo. El muchacho está con su familia y con todas las condiciones para que se recupere.