•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La nueva campeona mundial de triple salto, Yulimar Rojas, deseó este lunes, instantes después de su éxito, poder tener una larga carrera llena de éxitos y vaticinó que en el futuro se ve capaz de batir el longevo récord del mundo de su prueba.

La venezolana ganó la final mundial con 14,91 metros y tiene una mejor marca mundial de 15,02 metros, todavía muy por detrás del récord mundial de la ucraniana Inessa Kravets (15,50 desde 1995).

"Sé que puedo batir el récord mundial algún día. Es mi sueño máximo", afirmó Rojas, envuelta en una bandera de su país, a su paso por la zona mixta del estadio Olímpico, donde consiguió su mayor éxito hasta ahora, con apenas 21 años.

"Yo soy una chica que no se detiene. Este mismo año quiero poder mejorar mi mejor marca personal. Hoy quería lograrlo aquí, lastimosamente no se consiguió, pero aquí el objetivo fundamental era la medalla. Yo sé que puede estar mis piernas hasta ese 15,50", afirmó.

Yulimar Rojas está teniendo una progresión espectacular y había irrumpido con fuerza en 2016 con el oro mundial bajo techo y la plata olímpica de Rio. La edad de su máxima competidora, la colombiana Caterine Ibargüen (33 años), mucho más cerca de la retirada que ella, hace pensar en que puede tener un reinado largo.

"Mi país no es de lograr muchas medallas en campeonatos. Espero poder dárselas. Aún queda Yulimar Rojas para rato. Espero ganar muchos más Mundiales para Venezuela", aseguró.

La venezolana ganó la final mundial con 14,91 metros y tiene una mejor marca mundial de 15,02 metros

"Hoy ha sido un día épico, una batalla campal con Caterine. Va a ser un día inolvidable para mí. He ganado a Caterine en un campeonato mundial", dijo, pronunciando las palabras en voz alta como para intentar creer lo que estaba pasando.

La nueva campeona se ilusionó también con poder lograr próximamente el oro en los Juegos Olímpicos, después de su segundo puesto en Rio.

"Mis Juegos Olímpicos van a ser los de Tokio (en 2020)", sentenció, deseando que Ibargüen pueda llegar a ellos y protagonizar un nuevo duelo memorable entre las dos estrellas latinoamericanas de esta disciplina.

- Situación política -
Yulimar Rojas fue preguntada en varias ocasiones por la prensa internacional sobre la situación política en Venezuela.

"Estoy triste por todo lo que pasa en mi país, que es un país maravilloso. Vamos a salir de todo esto. Sé que se van a acabar las peleas y las guerras entre hermanos venezolanos. Espero que esta medalla dé felicidad a mi país", declaró.

"Mi país siempre me apoyó, siempre se preocupó de que yo me sienta bien. Llevo dos años entrenando en España con Iván (Pedroso). Espero seguir recibiendo apoyo de mi país", apuntó.

Ante una pregunta más directa sobre su valoración del gobierno de Nicolás Maduro, Yulimar Rojas prefirió no responder.

"No me gustaría hablar de ese tema porque es delicado. Yo estoy feliz, muy contenta con esa medalla, y lo que menos quiero es hablar de eso. Quiero hablar de lo que pasó aquí y de esta medalla histórica para Venezuela", sentenció.

Después de clasificarse el sábado para la final, la prensa internacional también había preguntado a Rojas por la situación de su país y ella se había limitado a decir que estaba "triste", pero que estaba en Londres para competir y por cuestiones deportivas.