•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Quién podía imaginarse a la UNAN-Managua estando en la novena posición del torneo de Apertura, con un punto, después de las dos primeras jornadas? Peor que eso, ¿quién hubiese apostado a que un equipo que se reforzó con Justo Lorente, Eulises Pavón, Samuel Wilson y Jason Coronel, algunas de las principales figuras del balompié pinolero, tendría un cero en el casillero de goles anotados y dos en el de recibidos? Dudo que alguien lo pronosticara.

Después de ver al plantel que el conjunto académico formó para afrontar el torneo de Apertura de la Liga Primera, empezando por asegurar la portería con un Lorente que venía de tener una gran actuación en la Copa Oro de la Concacaf, más el agregado de Wilson, uno de los grandes baluartes del futbol nacional, ambos exrojiblancos. Además, sorprendiendo con la contratación de Pavón, que la temporada pasada jugó en el Suchitepéquez, de Guatemala, se creía que desde el arranque del torneo darían de qué hablar.

Y lo están logrando, pero no como se esperaba. Como habitualmente ha sucedido en torneos anteriores, el Real Estelí permanece en la cúspide de la clasificación con seis puntos tras ganar sus dos desafíos. Mientras que los Caciques del Diriangén y el Juventus FC, también fuertes candidatos a pelear por los primeros puestos, le siguen con 4 unidades, en la segunda y tercera posición, respectivamente. 

Además del Club Deportivo Walter Ferretti, que no jugó su partido correspondiente a la segunda jornada ante el Chinandega FC, priorizando su preparación para el duelo de vuelta de octavos de final de la Liga Concacaf, el Managua FC y los propios universitarios están llamados a ser serios aspirantes a pelear el título del Apertura. Prematuro o no, ya deben de encenderse las luces de alarma en el campamento académico, si desea mantener su estatus de “favorito” a ocupar un lugar en el podio.

Efectividad cero

Los universitarios iniciaron sus andanzas en el Apertura con un empate sin goles ante el Juventus FC, en un desafío carente de buen futbol, con pocas ocasiones claras para gol y las que hubo fueron desaprovechadas. El domingo, ante el renovado Diriangén, que dejó escapar a varios de sus principales referentes, confeccionando un equipo joven, con algunos elementos que le aportan experiencia y con Mauricio Cruz como director técnico, los académicos fueron doblegados por la efectividad de su rival.

Pese a que la UNAN generó ocasiones para perforar el marco de los Caciques, no tuvieron puntería para hacerlo. Contrario a los universitarios, el Diriangén hizo alarde de efectividad, haciéndose sentir en el marcador por medio de Luis Camilo Gutiérrez y del costarricense Francisco Rodríguez, quienes entregaron cuenta del pobre rendimiento que ha mostrado el club del alma máter. El próximo domingo, los académicos enfrentarán al Real Estelí, rival contra el que podría ganar confianza o bien extender su letargo.