•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La efectividad del CD Águila y los fallos de Carlos Chavarría y Gregorio Torres, en la tanda de penales (4-3), le costó la eliminación al Real Estelí de la Liga Concacaf y le dio el pase a los cuartos de final al conjunto cuscatleco, en un partido de solo un gol durante 90 minutos (1-0 a favor de los locales), que no obstante estuvo cargado de sufrimiento y drama. Nahúm Peralta, en las postrimerías del partido (85’), firmó el tanto que emparejó el global, forzando la definición desde los once pasos, donde finalmente el arquero Benji Villalobos, con dos atajadas, se convirtió en el verdugo de los rojiblancos. 

Pese que los norteños ganaron su primer partido en un torneo de Concacaf, dejando su récord en una victoria, siete empates y 14 reveses, visto tras el desafío como un dato anecdótico, sufrieron una dura eliminación ante su afición, pagando caro la falta de acierto de cara al marco contrario. Peralta, cinco minutos después de haber saltado al campo, hizo soñar a la barra “kamikaze”, perforando las redes de Villalobos, que poco pudo hacer para reaccionar, pues previamente Carlos Chavarría había estrellado el esférico en el poste derecho. 

Los norteños presentaron una imagen renovada, respecto al duelo de ida, adueñándose del esférico desde el propio arranque del encuentro, moviéndolo de un lado a otro trantando de encontrar espacios para penetrar al área de las Águilas. El funcionamiento de Elvis Pinell se hizo notar a primera vista, sus constantes desbordes por el costado izquierdo provocaron preocupación a los cuscatlecos, que se vieron forzados a cortar sus proyecciones cometiendo faltas.

Llegaron a aguantar 

Contrario a los estelianos, el conjunto visitante se replegó en su propia zona del campo, aguantando las embestidas del club local. No obstante, los rojiblancos tardaron diez minutos para tener su primera ocasión de gol, fue a través de un tiro libre ejecutado por Gregorio Torres, haciendo pasear el esférico por toda el área sin encontrar a alguien que lo impactara. Un minuto más tarde, el carioca Lucas Da Silva intentó sorprender desde larga distancia, pero su disparo se fue apenas desviado por encima de la portería.

En su primera aproximación al marco que defendía Henry Maradiaga, los salvadoreños pudieron abrir el marcador, de no ser que el guardameta esteliano mandó a córner un balón envenenado perfectamente impactado por David Rugama (12’). Después de ese intento fallido del CD Águila por adelantarse en la pizarra, el “Tren del Norte” recobró el protagonismo, generando opciones claras para gol.

Así como la de Carlos Chavarría (22’), quien no pudo llegarle a un balón filtrado entre líneas por Bocanegra, aunque la velocidad que le imprimió el “10” esteliano provocó el error del arquero Benji Villalobos, quien mandó el esférico a tiro de esquina. Al 25’, Torres ahogó el grito de gol de la fanaticada norteña, estrellando una pelota en el travesaño, tras cobro de tiro libre desde unos 30 metros. Las constantes llegadas del equipo que dirige Otoniel Olivas invitaban a soñar con la remontada, pero el tiempo ya se convertía en su peor enemigo.

Otra vez el “Goyo”

La segunda parte arrancó como la primera, con un Estelí encimado, atrevido y creativo en la elaboración de jugadas. La actitud valiente de los norteños pudo rendir frutos al 47’, cuando Francisco Paz metió un centro desde la derecha que encontró solo al “Goyo” Torres, pero el cabezazo del azteca fue descompuesto, pese que tenía todo el espacio para darle buena dirección. Tratando de reivindicarse, Gregorio se inventó una chilena dos minutos más tarde, pero el balón salió franco a las manos del arquero.

En el 55’ Rugama pudo hacer pagar el fallo del “Goyo”, colándose al área grande dejando por velocidad a Copete, pero sacó un disparo descompuesto, para fortuna de los norteños. Lo mejor llegó en el cierre del encuentro, al 80’ Bocanegra cabeceó un centro que llegó desde la izquierda, forzando al arquero a estirarse para salvar su cabaña y al 82’, Nahúm Peralta avisó cerrando un centro al segundo poste, pero no alcanzó a darle dirección al balón.

Sí estuvo acertado en su siguiente intervención, impactando un balón que salió rebotado tras un disparo potente de Chavarría, que se estrelló en el poste derecho. Villalobos se quedó estupefacto viendo cómo el balón acariciaba las redes, pero pronto se tomó su revancha. En la tanda de penales, el portero del CD Águila atajó los cobros de Chavarría y del azteca Torres, los únicos que marcaron fueron Sebastián Acosta, Copete y Elmer Mejía. James Cabezas, Odir Flores, Edwin Sánchez y Víctor García anotaron por los “Aguiluchos”.