•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras la clasificación de la Costa Caribe, al imponerse 2-1 a las Fieras del San Fernando,  en un juego de cierre dramático en el Estadio Nacional Denis Martínez, hoy se pondrá en marcha la ronda de playoffs del Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez.

Los costeños, necesitados de un triunfo para meterse entre los ocho mejores equipos del campeonato, batallaron hasta el final para doblegar a las Fieras del San Fernando que buscaban mantenerse con vida en el Pomares. 

El partido fue un duelo de picheo entre Junior Téllez y Gerald Rojas, ambos llegaron tan dominantes que se convirtieron en los protagonistas del encuentro, reduciendo a la inutilidad a sus adversarios. Fue hasta en la tercera entrada que se produjo la primera anotación. Un imparable de Cristopher Cerda remolcó desde la tercera a Elmer Vanega con el 1-0 para las Fieras. 

La pizarra permaneció así hasta en el quinto episodio, cuando un sencillo del oportuno Rommel Mendoza empujó a Manuel Cubas con la anotación del empate. Dos innings más tarde, en su último chance, los costeños concretaron el robo del botín. Tras un doble de Mark Joseph, Rommel volvió a mostrarse útil y con otro imparable remolcó la carrera que dejó en el terreno a las Fieras y mandó a la postemporada a la Costa Caribe.

Definen calendario

La ronda de playoffs se pondrá en marcha hoy con los duelos Rivas-Chontales en el Yasmil Ríos Ugarte a las 1:00 p.m. y Bóer-León en el estadio nacional Denis Martínez a las 6:00 p.m. El jueves, en Managua, los Dantos empezarán su serie contra los Indígenas de Matagalpa a las 6:00 p.m. 

Será hasta el viernes que la Costa Caribe realice su primer encuentro de esta tercera ronda contra el conjunto de Estelí, teniendo como sede el envejecido coloso Denis Martínez. 

Justo no pudo

El duelo entre el San Fernando y la Costa Caribe tenía también como atractivo al veterano Justo Rivas, artillero que buscaba arrebatarle el liderato de bateo a Iván Hernández. Para lograrlo necesitaba forjar una jornada casi perfecta, pero le fue imposible, pues en tres turnos al bate solo pudo conectar un imparable.

Tras esta actuación, Rivas, dueño del liderato de jonrones con 21, dejó su  average en .388, producto de 92 hits en 237 visitas al plato. Su promedio ofensivo quedó distante del conseguido por Hernández, quien terminó bateando para .398, gracias a 104 incogibles en 261 turnos.