•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El director técnico del Club Deportivo Walter Ferretti, Flavio da Silva, ha sido precavido en sus declaraciones, aduciendo que, pese a que su equipo tiene una ventaja que a todas luces parece suficiente para quedarse con el boleto a cuartos de final de la Liga Concacaf, no debe darlo por hecho, considerando que el Belmopan Bandits intentará darle vuelta a la eliminatoria como local y que “en el futbol nada está dicho, hasta que suene el pitazo final del partido”.

Aunque la diplomacia del estratega invita a sus pupilos a mantener un amplio margen de precaución, es necesario decir que el triunfo 4-1 logrado la semana pasada en el estadio Independencia les ofrece un grado enorme de confianza y algún margen de error para afrontar el duelo de esta noche (8:00). Salvo que ocurra una catástrofe en territorio beliceño, el club rojinegro debería regresar a Nicaragua con su pase a la siguiente ronda del torneo. Incluso no es descabellado pensar que hoy pueda conseguir otro triunfo.

Una serie de factores se conjuga para considerar factible que los “Policías” puedan ganar el partido de vuelta. Da Silva dispone de un grupo joven, pero con suficiente experiencia para hacerse sentir en este tipo de enfrentamientos, tales como Bernardo Laureiro, principal referente ofensivo; Robinson Luiz, atacante brasileño de futbol rápido y vertical; Jessie López y Alejandro Tapia, que desbordan por los carriles derecho e izquierdo, respectivamente; el arquero Denis Espinoza, entre otros de demostrada calidad.

Además el rival de los capitalinos exhibió en el partido de ida un nivel futbolístico discreto y errático, lo que hace suponer que esta noche no cambiará mucho su imagen. El juego aéreo, que se presumía era el fuerte de los Bandidos, no fue factor desequilibrante ante un Ferretti que aprovechó la estatura de Eder Munive y Rafael De Almeida, más las acertadas intervenciones del “Pulpo”. En la previa de la eliminatoria, el club pinolero era considerado favorito para vencer a los beliceños y está cumpliendo ese pronóstico.

Sin restricciones

Por si hiciera falta, el Ferretti debe buscar la manera de convertir un gol que termine de disolver las esperanzas de su oponente. Un tanto de visitante sería una estocada al corazón de los beliceños, a eso aspiran los rojinegros. “Entendemos que tenemos una buena ventaja, pero necesitamos rematar, no podemos jugar a aguantar, nos puede costar caro. Buscaremos ganar el partido, respetamos a nuestro contrincante y por ello debemos jugar como si la eliminatoria estuviera 0-0”, manifestó Laureiro, tras el partido celebrado en Estelí.