•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A sus casi 28 años, Giancarlo Stanton debe estar creyendo entrar a un sueño en el que la realidad parece ser un producto de la ficción, superando su imaginación. Ayer, el artillero de los Marlins continuó su despliegue de furia contra el pitcheo enemigo, disparando su jonrón número 42, una cifra escalofriante a esta altura de la temporada, su cuarto tronando en cuatro juegos consecutivos y el 250 de su carrera a lo largo de 931 juegos. Solo cinco tumbacercas han sido más rápidos que Stanton en ese ruidoso avance.

Cuando el espigado bateador con músculos de acero firmó su fabuloso contrato de 325 millones por 13 años, la zona financiera de Miami se estremeció y aparecieron los escépticos considerándolo un gran riesgo mientras citaban otros casos. En cierto momento el año pasado, viéndolo poncharse 9 veces en 10 intentos de batear en una serie contra el pitcheo de los Filis, las dudas crecieron. “El muchacho es temible, cuando logra pegarle a la pelota, pero lo hace muy poco”, se dijo de él después de 27 jonrones y 74 empujadas en el 2016 con .240 puntos de average. Pero este año la explosión provocada por los swings de Stanton está haciendo estragos.

Su ritmo en crecimiento

El feroz matapitcheres inició la temporada disparando 7 jonrones en abril, continuó con 7 en mayo y otros 7 en junio. Pisó el acelerador en julio con un total de 12, instalándose en el liderato con 33, agregando 9 en los primeros 12 juegos del mes de agosto para llegar a 42 y dar por un hecho, a menos que se lesione y se encuentre con algún imprevisto, que superará la barrera de los 50, abriendo una interrogante sobre su alargue en septiembre. Babe Ruth y Albert Belle comparten el récord de 17 jonrones cerrando temporada en forma explosiva. La marca de vuelacercas en un mes es de 20, en poder de Sammy Sosa.

El novato de los Yanquis, Aaron Judge, raramente limitado a solo un jonrón en el transcurso de agosto, permanecía líder en la Liga Americana con 35, perseguido en forma amenazante por Mike Moustakas de los Reales con 34; en tanto en la Liga Nacional, el novato de los Dodgers, Cody Bellinger, quien inició en Triple A y se reportó en el juego 14 del equipo angelino, lleva 34, distante de Stanton y con menor frecuencia. El último bateador de 50 jonrones fue Chris Davis de los Orioles con 53 en el 2013, conectando 9 en agosto y solo 6 en septiembre. Stanton se encuentra enfurecido, no dejando títere con cabeza.