•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El conjunto rivense, tan contundente como oportuno, derrotó por blanqueada de 9-0 a los Toros de Chontales, víctimas del picheo indescifrable de Pedro Torres, quien con una labor impecable guió a su equipo a la ronda semifinal, instancia en la que enfrentarán a los Indígenas de Matagalpa que anoche aseguraron su boleto tras eliminar a los Dantos. 

No hubo forma de que el equipo chontaleño, necesitado de una victoria para seguir con vida, lograra anotarle a un lanzador que se presentó con credenciales de matador. Torres fue a lo largo de 7.2 episodios una máquina programada para eliminar bateadores, tanto que terminó su presentación retirando en fila a los últimos 18 bateadores que enfrentó. 

En su presentación, admirable desde cualquier ángulo, acumuló seis ponches y solo permitió un imparable, convirtiéndose en el verdugo de los Toros, que veían desvanecer sus esperanzas cada vez que él subía al montículo. 

Por su lado, la ofensiva de Rivas, como queriendo corresponder al trabajo de su lanzador, se desbordó ante el picheo chontaleño, conectando los batazos en el momento oportuno y aprovechando las oportunidades generadas por los errores de la defensa contraria. Desde el tercer episodio hasta el séptimo, incluyendo una producción de tres anotaciones en el sexto, los sureños marcaron al menos una vez en cada entrada, hasta totalizar las nueve carreras con las que se impusieron y lograron de forma categórica su clasificación. El triunfo fue para Pedro Torres, la derrota para José David Rugama, y el juego salvado para Jensy García. 

Datos

Según detalles compartidos por el Campeonato en sus redes sociales, esta es la sexta vez que el Frente Sur Rivas se clasifica a la ronda semifinal en la nueva etapa de los Pomares, siendo las ediciones del 2011 y las del 2016 las únicas en las que no habían logrado clasificar. De acuerdo con las estadísticas, en esta instancia no le va tan bien a los sureños, pues tienen balance de 0-5 y han sido víctimas de Granada, Bóer y Costa Caribe. De tal forma que están en busca de su primera final en la nueva etapa del Pomares.

Por su parte, los Toros de Chontales siguen con su mala racha en la etapa de cuartos de final. Tras perder los tres juegos ante Rivas registran balance de dos victorias y nueve derrotas en esta fase, ocho de esos reveses han sido de forma consecutiva. Según los datos presentados por el Campeonato, en el 2015, luego de perder el primer juego ante Matagalpa, consiguieron dos victorias seguidas, pero perdieron los últimos dos encuentros de la serie. Luego, en el 2016 perdieron por barrida ante los Dantos y en esta edición los rivenses les repitieron el castigo.