•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de cuatro partidos trepidantes, Bóer y León juegan esta noche (6:00) en el Estadio Nacional Denis Martínez, el quinto y decisivo partido de los cuartos de final, por uno de los cuatro cupos a la penúltima fase del Campeonato de Beisbol Germán Pomares. 

Juan Serrano, golpeado estrepitosamente en el tercer juego de la serie que el Bóer ganó 10-9 con una remontada impresionante que finalizó en extrainning, enfrentará al sólido Fidencio Flores, triunfador en el segundo desafío celebrado en la ciudad metropolitana, donde León noqueó 11-0 a la Tribu. Si se analiza en base a estadísticas por los antecedentes inmediatos, los melenudos a pesar de estar en campo rival, son favoritos para imponerse esta noche, y cumplir así el pronóstico de avanzar a semifinales.

Al igual que Wilton López, en Fidencio Flores, León tiene una carta confiable en el montículo, mientras el Bóer jugará la ruleta de la suerte con un Serrano que lució inseguro. Flores lanzó 6 innings, esquivando 6 imparables con 5 ponches propinados. Eso sí, en ese trayecto sufrió quizás un desgaste muy excesivo si se toma en cuenta que fue un partido de suma tranquilidad para él por el gran apoyo ofensivo que recibió, no obstante, realizó 104 lanzamientos. En contraparte, Serrano apenas aguantó 2.1 entradas, aceptó tres imparables, entre ellos un doble, y cuatro carreras. Salió sin decisión por la resurrección india, pero dejó una imagen poco positiva.

Motivación, clave

Ahora si nos basamos en un asunto de estado de ánimo y momento, el Bóer tiene la motivación en el cielo, mientras León afrontará el encuentro con más presión y obligación,  después de ganar dos partidos consecutivos, no ha podido rematar al Bóer ni con Wilton en la loma. Ojo, es verdad que Fidencio es un buen pistolero, pero no es Wilton, y eso lo sabe bien la ofensiva capitalina, capaz de explotar a cualquier lanzador y producir la mayor cantidad de carreras posibles. 

Serrano tiene la posibilidad de redimirse y llevar al Bóer a las semifinales. Ya lo hizo Marín en León, mostrándose superlativo ante Wilton. Obviamente el factor afición que seguramente abarrotará el viejo coloso indio, es indispensable para completar una remontada que sería memorable. Y por último, la clave más importante para la Tribu será no cometer errores defensivos en un duelo crucial.