•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pistola en mano, el zurdo Elvin García le dio un aliento de vida a Estelí. Anoche, los norteños atrincherados en su casa, el estadio Rufo Marín, superaron 3-1 a la Costa Caribe, empatando la serie 2-2 de cuartos de final del Campeonato de Beisbol Germán Pomares, forzando el quinto y decisivo duelo a realizarse este viernes en el Estadio Nacional Denis Martínez a partir de la 1:00 p.m.

García se convirtió en el verdugo de los costeños, pues les limitó a solamente cuatro imparables, ponchando a siete hombres en ocho entradas de labor, haciendo alarde de un dominio absoluto desde el montículo, retirando a bateadores sin meterse en demasiadas complicaciones. De hecho, el único episodio en el que sufrió fue en el cuarto inning, cuando permitió que le anotaran una carrera, que en parte fue por un riesgo excesivo que tomó Ramón Flores, tratando de hacer una gran atrapada en el jardín central en batazo de Rommel Mendoza.

Flores no pudo atrapar la pelota, permitiendo que Mendoza convirtiera un triple lo que debió ser un hit. Dwight Britton, que le había robado el juego perfecto a García con un infield hit, después de retirar a los primeros 11 bateadores en fila, anotó con el cohete de Rommel, empatando las acciones 1-1 en ese momento. 

Estelí tomó la delantera en el primer episodio, aprovechando la fragilidad defensiva de los costeños. Bismarck Guadamuz recibió base por bolas, avanzó a segunda por toque de sacrificio de Jacksell Mairena, colándose hasta la antesala por un wild pitch del abridor Ernesto Glasgon. Tomó turno Ramón Flores, sacando un roletazo por el short stop, Julio Tijerino no pudo controlar la pelota y su disparo llegó tarde a la inicial, permitiendo la anotación de Guadamuz. 

Después del empate en la apertura del cuarto episodio, en el cierre de la misma entrada, Estelí definió las acciones anotando las dos carreras del 3-1. Ramón y Moisés Flores ligaron imparables consecutivos, abriendo tanda. Nolan Cruz les hizo avanzar con toque de sacrificio y estos anotaron con un doble de Norgen Melgara por el jardín izquierdo, explotando al perdedor Glasgon. Melgara con ese batazo mató a los costeños, inutilizados contra la joya de picheo del pistolero zurdo norteño. 

En sustitución de Glasgon entró Wilfredo Pinner, quien mantuvo ese marcador hasta el octavo episodio. En el noveno entró Kevin Pravia y tampoco permitió más libertades a Estelí. El zurdo Armando Montenegro se hizo cargo de la lomita después de García, adjudicándose juego salvado, permitiendo solo un hit  de Britton que no tuvo mayores consecuencias.