•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Club Deportivo Walter Ferretti, que hizo historia al convertirse en el primer equipo nicaragüense en ganar un partido de Liga Concacaf y el único en conseguir dos triunfos consecutivos en esta competición, saltará esta noche al campo del Estadio Independencia, en Estelí, con la intención de extender su buen momento ante el Club Deportivo Plaza Amador, de Panamá, en el juego de ida de los cuartos de final.

Los rojinegros, que accedieron a estas instancias tras eliminar al Belmopan Bandits, de Belice, con global de 5-1 (4-1 y 1-0), tendrán frente a ellos a un rival de mayor categoría, que pese a ser candidato favorito para avanzar a semifinales, se despojó de esa etiqueta y está enfocado en llevar una buena renta al partido de vuelta, que se celebrará el próximo jueves en Panamá. Como es lógico, Ferretti tratará de marcar como local y evitar que le anoten.

Se prevé que el de hoy sea un partido muy estratégico, ya que los directores técnicos de ambos planteles admitieron que estudiaron minuciosamente a sus rivales. Curiosamente, al ser consultados sobre las virtudes de sus equipos, tanto Flavio Da Silva, del Ferretti; como Jair Palacios, del Plaza Amador, coincidieron en que su mayor potencial es “la posesión del esférico y la profundidad” que encuentran por medio de sus laterales.

La mejor defensa,es el ataque

Los canaleros han dejado en evidencia su vocación ofensiva, así lo demuestran sus ocho goles anotados y solo dos permitidos en la liga panameña, de la que son líderes con 13 puntos, gracias a cuatro triunfos y un empate. El equipo pinolero está por demostrar si dispone del elemento humano y del temple necesario para afrontar este tipo de eliminatorias sin replegarse en zona defensiva, como señaló Da Silva en conferencia de prensa.

“No vamos a replegarnos atrás porque es un equipo que maneja bien el balón y tenemos que salir a presionar y a jugar ofensivamente”, dijo el estratega brasileño del Ferretti. En labor de ataque, el timonel asignará a su coterráneo Robinson Luiz y al jovencito Jorge García. El medio campo lo poblará con Cristhian Gutiérrez, José Laureiro, Alejandro Tapia y Yosimar Amador, los dos últimos moviéndose por los laterales. En defensa estarán Eder Munive, Kennieth Vanegas, Rafael De Almeida y Jessie López, mientras que en la portería estará Denis Espinoza.

Con dos goles, el charrúa Laureiro comparte el liderato de máximos artilleros en la Liga Concacaf junto a Renán Addles, del Árabe Unido y Rodolfo Zelaya, del Alianza FC; y será el jugador al que los panameños intentarán cerrarle espacios, a sabiendas que dispone de buena pegada desde larga distancia y que podría arruinarles los planes con el más mínimo despiste. Por el lado del Plaza Amador, el también mediocampista colombiano José Murillo, goleador de la liga de Panamá con tres dianas, es uno de los elementos que representa mayor peligro.

Arqueros de calidad

La presencia de Denis el “Pulpo” Espinoza bajo los tres palos del Ferretti y la de Eric Hughes del lado de los panameños, ofrece un interesante duelo de arqueros por mantener su marco lo más protegido posible. Ambos aceptaron un gol en la fase de octavos de final y sus acertadas intervenciones fueron claves para que sus clubes avanzaran de ronda. En el caso particular de Hughes, fue figura en la definición por penales ante el Portmore United, atajando uno y marcando el que le dio la clasificación a su plantel.

Pero Denis y Hughes no solo contribuyen con sus atajadas, también son líderes de sus respectivos clubes. Saben cómo levantar el ánimo de sus compañeros, alzan la mano para asumir las mayores responsabilidades y no se amilanan ante ningún rival. Por esa parte ambos técnicos deben estar tranquilos y los fanáticos expectantes de ver quién saca la casta.

En dependencia del desempeño de los arqueros, pero también del rendimiento que ofrezcan otros 20 jugadores, Ferretti y Plaza Amador intentarán pegar primero en una eliminatoria que no pinta para que se defina hoy, al margen del favoritismo que se le  otorga a los panameños. El equipo de Flavio Da Silva, por ser local y tener el apoyo de su afición, debe salir a proponer, con la cautela necesaria para evitar que perforen su cabaña y lograr un resultado positivo, un empate como mínimo.