•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Club Deportivo Walter Ferretti  tuvo que conformarse con un empate 0-0 ante Plaza Amador de Panamá, en el partido de ida correspondiente a los cuartos de final de la Liga Concacaf. El conjunto nicaragüense lució dominante y gozó de varias ocasiones de peligro, originadas en su mayoría por el charrúa José Bernardo Laureiro.

Laureiro fue la luz que iluminó el medio campo y el ataque del conjunto policía, dotando de balones a sus compañeros y siendo partícipe de las ocasiones más claras del encuentro una de ellas un disparo que reventó en el travesaño defendido por el portero Eric Hughes, por su parte el trabajo realizado por el brasileño Robinson Da Silva fue de vital importancia para que el equipo nica mantuviera la misma intensidad durante el partido.

"Hubieron momentos que sufrimos un poquito, pero la mayoría del partido lo dominamos. Hay que seguir trabajando porque estamos conscientes que el partido de vuelta será el doble de duro pues ellos estarán en casa e intentarán ser los protagonistas del partido”, mencionó Bernardo Laurerio posterior al encuentro.

“Tuve la ocasión más clara, esa son jugadas que a veces te marcan un partido y en ocasiones la carrera pero la pelota no quiso entrar y ni modo, Dios sabe porque el balón no entró. Dentro de todo ellos no nos marcaron gol y eso es algo positivo porque el gol de visitante puede ser un factor clave. En el partido de vuelta vamos a salir con todo para buscar el sueño de todos nosotros, el boleto a la semifinal”, finalizó el charrúa, Laurerio.

El Club Deportivo Walter Ferretti intentará conseguir su pase a la semifinal de la Liga Concacaf, en casa ajena, el próximo jueves 24 de agosto en el partido de vuelta de dicho torneo, el cual se realizará en el estadio Maracaná de Panamá.