•   Managua y León  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

trincherado en el gimnasio Nicarao, donde entrena todas las tardes bajo la dirección de Norberto López, el muchacho de Ciudad Sandino, Eliecer Quezada, se está preparando para derrotar a Cristian Narváez, ante quien intentará convertirse en campeón plata 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en la función boxística que tiene programada la promotora Búfalo Boxing el próximo 2 de septiembre. 

Además del cinturón, en juego estará el orgullo por demostrar quién es el mejor, pues ya se han enfrentado en dos ocasiones,  ganando un combate cada uno. Quezada está convencido de que su madurez en el ring y la gama de recursos que posee le facilitarán las cosas para imponerse ante un peleador que, según él, solo tiene buenas condiciones físicas. “Esta es la pelea definitiva e importante, por el título plata 112 libras del CMB. Estamos entrenando fuerte, buscando condiciones físicas. Narváez no tiene nada del otro mundo, estamos echándole ganas para ganar ese título. La clave para imponerse será mi boxeo, mi velocidad  y el ser escurridizo, eso está a mi favor”, dijo Quezada, quien tiene un récord de 26 victorias (8 nocauts), 6 derrotas y 2 empates. Narváez presenta una foja de 14 éxitos, 6 descalabros y 3 empates.

El 12 de febrero del 2016, Quezada perdió ante Narváez por decisión dividida. El 28 de mayo de ese mismo año se volvieron a enfrentar, cobrando venganza Eliecer al triunfar por decisión unánime, haciendo una exhibición de sus recursos técnicos, desplazándose con maestría en el ring  y utilizando su velocidad como arma clave en los contragolpes. El muchacho de Ciudad Sandino se ha tomado el compromiso con una seriedad mayúscula, por eso se entregó de llenos a los entrenamientos en el gimnasio Nicarao.

En otro pleito importante, Ricardo Blandón defenderá su título Fedecentro 118 libras avalado por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) contra Martín Díaz. Blandón, con balance de 7 victorias (3 nocauts) sin derrota, es amplio favorito para retener su cetro ante un Díaz que no termina de ser un peleador consistente en el boxeo nacional.