•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el Tropicana Field, Erasmo Ramírez sigue sintiéndose como un rey. Anoche en la que fue su casa y ante su exequipo, los Rays de Tampa Bay, el derecho rivense conquistó su primera victoria de este año vistiendo la camiseta de los Marineros de Seattle y la quinta de la temporada, después de una estupenda labor de seis innings, dos hits permitidos, una carrera, dos bases cedidas, y cuatro ponches propinados. Seattle ganó 7-1 en un partido muy tranquilo. 

Sin haber hecho ni un lanzamiento, Erasmo ya estaba ganando cómodamente 3-0. Seattle abrió fuego en territorio enemigo en la apertura del primer episodio, aprovechando la fragilidad del abridor Austin Pruitt, quien con un out le regaló boleto a Yonder Alonso. Luego aceptó sencillo de Robinson Canó y doble remolcador de Nelson Cruz que puso la pizarra 1-0. Kyle Seager con rodado por la inicial empujó la segunda, anotó Canó. Tomó turno Danny Valencia, ligando un sencillo que remolcó a Cruz. 

Entrar a un partido con una ventaja cómoda siempre da confianza para trabajar con tranquilidad. Erasmo retiró fácilmente a los tres bateadores que enfrentó en el cierre del primer episodio. Hizo fallar a Kevin Kermaier con un largo elevado por el jardín derecho. Evan Longoria fue dominado por el bosque central con otro fly que fue capturado en la zona de seguridad por Guillermo Heredia y cerró ponchando a Lucas Duda.

Solo un problema

Fue en el segundo episodio que Erasmo atravesó serias complicaciones, incluso permitió que le llenaran las bases. Después de ponchar a Steven Souza, Ramírez le regaló un boleto a Corey Dickerson, aceptó hit de Wilson Ramos y congestionó los costales tras otorgar otra base por bolas a Brad Miller. No obstante, el nica sorteó con maestría a Andeiny Echeverría que falló con elevado al central y Daniel Robertson al primer lanzamiento conectó otro fly por el bosque derecho. 

En el tercer episodio, Kermaier, Longoria y Duda desfilaron en el cajón de bateo ante Erasmo que volvió a recuperar el dominio. Seattle continuó con su fiesta ofensiva en la apertura del cuarto episodio, con doble empujador de Mike Zunino e imparable remolcador de Jean Segura que puso la pizarra 5-0. Ramírez filoso retiró por el 1,2, y 3 el cierre del cuarto, con ponche incluido para Dickerson. Después de que Seattle anotara el 6-0 en la parte alta del quinto, el rivense volvió a repetirse la dosis a los Rays, con otro ponche para Brad Miller.

Después de cinco entradas completas, Erasmo solamente había permitido un imparable y estaba ganando 5-0, retirando a 11 hombres en fila desde el segundo episodio hasta el quinto episodio. Fue en la apertura del sexto que Kermaier le abrió a Erasmo con un doble por el jardín central, rompiéndole esa racha de bateadores retirados de forma consecutiva. Kermaier llegó a la antesala con un rodado de Longoria por primera y posteriormente anotó por un elevado de sacrificio de Duda por el jardín central. 

Ese fue el único daño que permitió Erasmo, quien no apareció más en el séptimo episodio, retirándose del montículo con 90 lanzamientos, 57 de estos fueron strikes. Entró al relevo James Pazos, caminando 2.1 innings de 1 hit y Emilio Pagán sacó el último out del noveno episodio. Nelson Cruz se voló la cerca en la apertura del noveno, estableciendo el definitivo 7-1 en el marcador.

Erasmo queda con balance de cinco victorias y cuatro derrotas con 4.52 de efectividad este año en Grandes Ligas. Fue el primer triunfo con los Marineros del 2017 en cuatro salidas, desde que se trasladó de Tampa a Seattle en un cambio realizado a finales de julio pasado. Ramírez está programado para lanzar el próximo miércoles 23 de agosto contra los Bravos de Atlanta.