•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sorprendente Frente Sur Rivas, capaz de alcanzar niveles insospechados esta temporada, empieza hoy el camino en busca de alcanzar la final del campeonato de beisbol Germán Pomares. Para lograr ese objetivo tendrá que pasar por encima de los Indígenas de Matagalpa, equipo que dejó en el camino a nada y nada menos que a los Dantos, monarcas de la temporada anterior. 

Pero en Rivas hay un ambiente de confianza total. Y no es para menos, este equipo conformado en su mayoría por peloteros jóvenes, han sabido manejar la presión ante rivales exigentes. Eliminar a Chontales en los cuartos de final les dio un plus de convicción y seguridad de que pueden lograr el pase para disputar el campeonato. 

“Estamos preparados para ganarle a Matagalpa, posiblemente en cuatro juegos, esa es la misión que tenemos. Este equipo tiene dos ventajas, mejor picheo y más velocidad, solvente en la defensas. Ellos nos podrían superar en la experiencia. Estamos obligados a ganarles un desafío en su estadio. Aquí en Rivas es el valle de la muerte para los visitantes, es complicado que nos ganen”, dijo ayer Eloy Morales, mánager del equipo sureño, quien destacó la motivación que tienen sus pupilos. 
El título, una obsesión

“Los chavalos están bien motivados, hay un gran ambiente, los veo alegres, concentrados en lo que se viene. Eso sí, llegar a la final es una obsesión porque tenemos rato de no ganar un campeonato, posiblemente esto tiene motivados a los peloteros. Cuando me dieron este equipo fue con menos experiencia, con menos posibilidades, con muchos muchachos nuevos. Pero los chavalos han venido asumiendo la responsabilidad que se les dio”, agregó.

Morales anunció a Juan Bermúdez como su primer abridor para el juego de hoy en Matagalpa. “Es clave ganar este primer desafío, por eso vamos con nuestro mejor hombre”, señaló. Después del lanzador de submarinos, irá Marlon Altamirano, y el tercero en la rotación será Pedro Torres. Por Matagalpa, se espera que Jeffrey Sánchez sea el encargado de enfrentar a los inspirados rivenses.