•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El héroe desafortunado de la primera fecha en Alemania se llama Nicolai Müller: feliz por anotar el sábado el gol de la victoria de su equipo, el Hamburgo, ante el Augsburgo, pero gravemente lesionado en la celebración del gol.

Se llevaban sólo 8 minutos disputados cuando Müller, dos veces internacional con la 'Mannschaft', anotó el gol de la victoria.

En la celebración comenzó una suerte de baile saltando y girando sobre sí mismo, golpeándose con el banderín de córner.

Intentó seguir sobre el terreno de juego, pero tuvo que desistir 15 minutos después.

El diagnóstico médico; siete meses de baja por rotura del ligamento cruzado.