•   La Coruña, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los porteros marcaron el estreno triunfal del Real Madrid en LaLiga Santander, con las paradas y una dosis de fortuna de Keylor Navas, vital en el arranque de la primera jornada del campeonato, y las dudas de Rubén Martínez en la meta del Deportivo, que este verano ha intentado reforzar ese puesto pero aún no lo ha hecho.

Navas sostuvo al Madrid en los primeros diez minutos del encuentro, cuando Carvajal y Ramos permitieron que Florin Andone se presentara dos veces delante del portero costarricense, que sacó los puños y aguantó con la portería a cero.

El costarricense resolvió con seguridad el resto de la faena, como un cabezazo del delantero deportivista justo antes del descanso, y también con la ayuda de Sergio Ramos cuando el rumano volvió a inquietarle en la segunda y la suerte (un poste de Guilherme).

La puntilla la puso al detenerle un penalti a Florín Andone en los últimos minutos del encuentro.

La sobriedad y fortuna de Navas bajo palos contrarrestó con los problemas de Rubén, tercer portero del Deportivo la temporada pasada, en la que fue cedido al Anderlecht belga.

El conjunto gallego no renovó al argentino Germán Lux, titular en la mayor parte de las jornadas de LaLiga 2016-17, recuperó a Rubén y mantuvo al polaco Przemyslaw Tyton.

Mel dejó claro una y otra vez su deseo de reforzar la meta y el Deportivo lo intentó con David Soria, a quien el Sevilla no dejó salir, Joel Robles (Everton), Víctor Valdés, que no continúa en activo, y el brasileño Diego Alves, que rechazó la oferta blanquiazul y prefirió regresar a su país.

El Deportivo ya le ha dicho al técnico que, si quiere a Lucas Pérez (Arsenal) u otro delantero de su nivel, no podrá permitirse el lujo de reforzar la portería y mientras tanto, LaLiga ha empezado para los blanquiazules de la peor manera: con una derrota que empezó por un error de su portero, que encajó tres goles.