•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de ver ganar a sus coterráneos, los lanzadores Erasmo Ramírez (Marineros de Seattle) y Juan Carlos Ramírez (Angelinos de los Ángeles) en la Gran Carpa, viernes y sábado, el pelotero nicaragüense de los Reales de Kansas City, Cheslor Cuthbert, no quiso pasar inadvertido este domingo y en cuatro turnos en el triunfo de su novena sobre los Indios de Cleveland 6-3, bateó par de imparables, uno de los cuales fue jonrón, su segundo de la temporada, remolcó tres carreras y anotó una, siendo uno de los principales protagonistas del juego.

Desde que regresó al “Big Show” el pasado 8 de agosto, tras pasar un proceso de rehabilitación en la sucursal Triple A de Kansas, ligando dos hits en cuatro oportunidades e impulsando tres carreras en el revés ante los Cardenales de San Luis (10-3), Cuthbert ha hecho gala de su ritmo ofensivo y de su importancia en el equipo los Reales. Así lo demostró ayer, haciendo alarde con el madero y en la defensa, al final del desafío salió sonriente del campo, satisfecho por su gran aporte.

En su primer turno cerrando el segundo episodio, el “Niño de la Isla” se ponchó ante los lanzamientos del abridor Danny Salazar, quien lo llevó a conteo máximo y lo hizo abanicar con un slider de 84 millas por hora. Ese fue el ponche 28 del pinolero esta temporada. En ese capítulo Kansas tomó la delantera 2-0, con las carreras de Mike Moustakas y Jorge Bonifacio.

Dos entradas más tardes comenzó la jornada productiva de Cuthbert. El pelotero oriundo de Corn Island, se paró en el plato para enfrentar por segunda ocasión en el desafío a Salazar y después de estar abajo en el conteo con dos strikes y cero bolas, hizo un swing con furia y cazó una curva de 80 mph, depositando la pelota por el jardín izquierdo. El jonrón de Cuthbert subió a la pizarra y representó el 3-2 parcial, luego que los Indios empataran en el tercer inning.

En la quinta entrada, en la que el abridor Salazar salió explotado tras ser castigado por imparables de Hosmer, Bonifacio y Escobar, pese que retiró dos outs, Cuthbert recibió al relevista Zach McAllister conectándole un imparable por el jardín derecho, enviando al plato a Bonifacio y Escobar, pero fue puesto out intentando llegar a la intermedia. Eso fue lo de menos, Cheslor ya había hecho el daño y le daba una cómoda ventaja a su equipo, que ahora ganaba 6-3.

Fin de la jornada

Cuthbert volvió al cajón de bateo en el séptimo inning, esta vez para enfrentar al relevista Dan Otero, quien sustituyó a McAllister. Apenas al segundo lanzamiento, el pinolero bateó un rodado a manos del campo corto Francisco Lindor, quien asistió al inicialista Carlos Santana para sentenciarlo. Antes, Moustakas había anotado la séptima carrera de los Reales. Cleveland intentó reaccionar abriendo el noveno, pero solo anotó una carrera, que significó el 7-4 definitivo.

En total, Cheslor bateó de 4-2, con una anotada, tres impulsadas y un ponche, dejando su promedio en 226 puntos. Desde el pasado 8 de agosto, el antesalista nicaragüense ha participado en seis desafíos, acumulando 14 turnos al bate, seis hits, 2 dobles, un jonrón, 4 carreras anotadas, 7 enviadas al plato, se poncha en tres ocasiones y recibe tres bases por bolas. 

Dichas estadísticas reflejan una evolución considerable en el accionar de Cheslor, respecto al balance general de lo que va de la campaña, en la que ha ligado 22 imparables en 106 turnos al bate, con seis dobles, par de jonrones, 7 carreras anotadas, 17 impulsadas, 6 bases por bolas y 28 ponches.