•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Erasmo Ramírez saldrá esta tarde (5:35) al SunTrust Park, casa de los Bravos de Atlanta, para enfrentar a Robert Dickey, lanzador estadounidense que viene de caer ante los Rojos de Cincinnati, buscando regresar a la senda de la victoria pasando sobre el equipo del rivense, los Marineros de Seattle. 

En esta campaña Erasmo tiene balance de 5-4, con efectividad de 4.52. La apertura de esta tarde será la número 13 de este  año y quinta desde que regresó con Seattle. En agosto, Ramírez registra cuatro aperturas previas al juego de esta tarde; en su primer trabajo vestido nuevamente como marinero enfrentó a los Rangers de Texas, en ese duelo solo lanzó 3.1 innings y salió sin decisión. El siguiente trabajo fue ante los Reales de Kansas City, ahí duró 5 entradas en su faena monticular y permitió cuatro carreras, significaba la primera derrota para el nica en su regreso a casa.

El tercer juego fue frente a Juan Carlos Ramírez y los Angelinos de Los Ángeles, cuando pese a realizar un buen papel, terminó sin decisión; sin embargo, la actuación del lanzador rivense mejoró considerablemente. El recuerdo de su última apertura está muy presente en la mente del ahora abridor de los Marineros, enfrentó a su exequipo, Tampa Bay, a quienes logró doblegar limitándolos a una sola carrera, dos imparables, cuatro ponches y concediéndoles dos base por bolas. Trabajo destacado para un pícher que busca ganarse la confianza de su entrenador y afianzarse dentro de la rotación de su equipo.

Duro rivales

El encargado de frenar a la artillería de los Marineros es Robert Dickey, el veterano lanzador de los Bravos de Atlanta que tiene récord de 8-8 en 24 aperturas. En la presente temporada ha propinado 105 ponches y permite 73 carreras, logrando así una efectividad de 3.98.

Los registros de Dickey mejoran cuando lanza en casa, su estadio y afición logran la combinación perfecta para convertir el SunTrust Park en un auténtico fortín. Bajo el respaldo de sus aficionados, el promedio del abridor de 42 años mejora a 3.50 de efectividad y más de la mitad de los ponches obtenidos son en su parque, 61 en total.

Erasmo Ramírez no debe fiarse tampoco de Freddie Freeman, líder de los Bravos en jonrones conectados con 22, y Ender Inciarte,  con .299 de promedio, 155 imparables y 70 carreras anotadas.

Eramo no estará solo

Nelson Cruz es el bateador más temible de los Marineros; sus 31 cuadrangulares, 126 hits y 67 anotaciones lo ubican como el principal aleado de Erasmo. No obstante, no hay que olvidar a Jean Segura, con .311 de porcentaje ofensivo, gracias a sus 124 imparables. Estos son las principales armas que pueden contribuir a que el pícher nicaragüense pulverice a sus rivales.