•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Noventa minutos separan al Club Deportivo Walter Ferretti de celebrar un histórico avance a semifinales de la Liga Concacaf o de despedirse de este torneo, en el que se presentó sin ser considerado favorito, pero ha demostrado ser un duro hueso de roer. De ello puede dar fe el CD Plaza Amador, conjunto que debió conformarse con un empate sin goles en el juego de ida de los cuartos de final celebrado en el estadio Independencia de Estelí, y que este jueves como local buscará por todos los medios romper el futbol que ofrecen los rojinegros, que conjugan disciplina táctica con agallas.

En lo meramente futbolístico, el equipo que dirige el director técnico Flavio Da Silva ha dejado buenas sensaciones en la competencia de la Concacaf. En octavos de final se deshizo del Belmopan Bandits de Belice, con un global de 5-1; exhibiendo una clara filosofía de juego, con tenencia del esférico, buenos traslados en el ejercicio de elaboración de jugadas y profundidad para complicar al rival. Ante los canaleros, Ferretti conservó su identidad, siendo agresivo, ordenado defensivamente y propositivo, aunque careció de efectividad de frente al marco contrario.

Ferretti a duelo exigente

Este martes los rojinegros llegaron a suelo canalero para afinar detalles previo al encuentro del jueves, programado para que se celebre en el estadio Rommel Fernández, de la capital panameña, a partir de las 6:00 de la tarde. Da Silva y sus pupilos efectuaron su primera sesión de entrenamiento ayer por la noche en el estadio Rommel Fernández de grama natural, donde se desarrollará el partido. Los 18 futbolistas que fueron convocados realizaron trabajo de estiramiento y adaptación, sin desgastar mucho el físico. Esta mañana (8:30), el club pinolero realizará su último entrenamiento antes del desafío de mañana.

Motivados

Con la eliminatoria completamente abierta, tras el empate sin goles en Nicaragua, y por cómo se desarrolló aquel encuentro, los jugadores y el cuerpo técnico del Ferretti están motivados con la idea de clasificar a semifinales. Hoy más que en la previa del juego de ida esa idea no es descabellada. “Estamos conscientes de que será un duelo agresivo, ellos (Plaza Amador) son locales y buscarán cómo hacernos daño, pero nosotros demostramos que no somos fáciles de superar, todo lo contrario. Debemos de conservar nuestro estilo de juego, siendo inteligentes, sin cederles espacio y presionándolos. Hay que amarrar a sus mejores jugadores para quitarles creatividad”, manifestó el zaguero central Eder Munive. 

El atacante colombiano Yosimar Amador considera que “al llegar a estas instancias no queda más que luchar con todas las fuerzas para conseguir el objetivo”, consciente de que a diferencia del juego pasado el equipo local tendrá a su favor el apoyo de su afición, mejor adaptación al terreno de juego y la motivación necesaria para tratar de quedarse con el boleto a semifinales. “La clave será ser efectivos, no podemos fallar, en Estelí nos faltó eso, no podemos apostar a un empate sin goles, debemos de asegurar la clasificación”, declaró el cafetero, cuyo aporte en la etapa de octavos fue de sustancial importancia y tras bajar su rendimiento ante el Plaza Amador, espera retomar el protagonismo que lo caracteriza.

Panorama favorable

Para fortuna del Walter Ferretti, la mayor presión la tienen los locales, pues ostentan la etiqueta de favoritos por sobradas razones: pertenecen a una liga mucho más competitiva y balanceada que la nicaragüense; es líder con 14 unidades y cuenta con un plantel de jugadores jóvenes, pero con la experiencia necesaria para afrontar partidos de esta índole. Todo eso, aunque pareciera que juega a su favor, es un arma de doble filo, pues los obliga a ser el equipo que proponga, que adelante las líneas y trate de arrinconar al contrario, lo cual podría aprovechar el club rojinegro para hacer daño.

“Si nos dejan muchos espacios, los vamos a matar. Hay que tener calma cuando no tengamos la pelota, debemos de estar tranquilos y ser prudentes; una vez que recuperemos el balón, hay que moverlo rápido y tratar de agarrarlos mal parados para marcar goles. Hay clubes que te ceden la pelota para optar a los contragolpes y otros la tienen y tratan de hilvanar jugadas con la tenencia, nosotros manejamos los dos métodos y estamos preparados para lo que sea”, aseveró el mediocampista charrúa Bernardo Laureiro, autor de dos goles ante los Bandidos de Belmopán.