•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El zaguero central del Club Deportivo Walter Ferretti, Eder Munive, aseguró que tanto él como sus compañeros están mentalizados en conseguir un objetivo de gran magnitud, cómo es avanzar a semifinales de la Liga Concacaf, y posteriormente avanzar a la final, para disputar la Liga de Campeones, evento al que están clasificados clubes de Estados Unidos, México, Costa Rica, Panamá, El Salvador y República Dominicana. “Creer que Ferretti va a pelear una final de Concacaf para muchos puede parecer loco, pero para este equipo no, nos metalizamos para eso, somos un grupo de puros guerreros y los que estamos en el campo vamos a morir, no dejamos un balón por perdido. Eso es lo que caracteriza al Ferretti, la lucha, el compañerismo y eso se puede ver dentro del campo, que todos luchamos por un objetivo, si seguimos así, Ferretti llegará hasta donde lo desee”, manifestó.

El colombiano está consciente que se trata de un reto mayúsculo, pero destaca la concentración que tienen para enfrentar al CD Plaza Amador para conseguir el boleto a semifinales. “Esto va a ser un desafío enorme para nosotros, en casa tuvimos mucha posesión y no concretamos, ahora estamos acá en Panamá con la misma mentalidad de tener el balón, de atacarlo porque aquí se nos van a dar más espacios y jugaremos en una cancha de grama natural, lo cual es bastante bueno e iremos mentalizados en conseguir la victoria. Las condiciones están dadas, el campo es casi un tapete, no habrá excusa para desarrollar un buen juego”, aseveró.

Asimismo, Munive destacó que “lo que estará garantizado es el espectáculo, porque ambos equipos saldrán a ganar”, al tiempo que recordó que “mucha gente no daba un peso por el Ferretti, jamás habrían apostado a que nosotros llegaríamos largo, sin embargo hemos ido superando obstáculos. Ahora deseamos seguir haciendo historia, hay que soñar en grande, en semifinales y luego en la final”, dijo, confiado en que este jueves, en el estadio Rommel Fernández saldrán con el boleto a la siguiente ronda del torneo de la Concacaf. 

El defensor rojinegro admitió que fue duro para él dejar al club en la temporada 2016, cuando jugó en el futbol hondureño, pero asegura que le sirvió para crecer futbolísticamente y ahora espera explotar sus cualidades. “Cuando me fui del Ferretti para jugar la temporada 2016 en Honduras, elevé mi nivel, siento que he ganado mucha experiencia y estoy contento con aportar mucho a este equipo, me siento en casa y con deseo de retribuir a la confianza que me han dado. Estar en un torneo internacional es una satisfacción enorme, pero no solo me alegra jugarlo, sino trascender”, detalló.