•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por la afición rojinegra, por el orgullo, por la historia, por Nicaragua y por un lugar en semifinales, el Club Deportivo Walter Ferretti enfrentará hoy al CD Plaza Amador de Panamá, en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga Concacaf, en un duelo que podría despedir a los pinoleros de este certamen, o bien, ver cómo dan un salto de calidad a nivel internacional. El desafío, previsto para que inicie a las 6 de la tarde, se celebrará en el estadio Rommel Fernández, de la capital panameña.

Si antes del juego de ida los canaleros saltaban como favoritos para imponerse, después de aquel partido disputado en el Estadio Independencia la semana pasada, esta noche pocos se atreven a predecir un triunfo de los locales. Al margen del empate sin goles, Ferretti ganó puntos importantes gracias a su aplicada postura para afrontar ese partido. Lo logró sujetando a los elementos de mayor jerarquía del Plaza Amador, teniendo la pelota, presionando las salidas y rematando a puerta.

La misión de hoy es concretar las ocasiones para gol y, a partir de ahí, provocar un desajuste en el planteamiento táctico del equipo que dirige Jair Palacios, también en el aspecto emocional. Sicológicamente el club rojinegro se encuentra en un gran momento y saben cómo trasladar esas emociones al campo. No es para menos, todos en la institución ferrettista están conscientes de que no tienen nada que perder, pero sí mucho que ganar. El botín es invaluable y los capitalinos desean llevarlo a casa.

Los mismos protagonistas

El estratega brasileño del Ferretti, Flavio Da Silva, no tendrá problemas en determinar quiénes conformarán su once titular. Salvo sorpresas, el técnico arrancaría con Denis Espinoza en el marco, con Eder Munive, Rafael De Almeida, Jessie López, Cristhian Gutiérrez y Alejandro Tapia formando la línea defensiva. En el medio campo con Bernardo Laureiro, Kenieth Vanegas y el aporte de Robinson Luiz, quien ha desempeñado un importante papel organizando juego desde esa zona. Yosimar Amador y Jorge García serían los atacantes.

En el caso particular de “Calán”, Da Silva podría utilizar una variante, dejándolo en la reserva en el arranque del partido para dar minutos a Darwin Ramírez, un jugador de experiencia que sabe ejercer presión alta y podría desestabilizar a la zaga panameña. Por lo demás, Flavio tendría como material de cambio a Norlan Cuadra, Jason Castellón, René Huete, Carlos Membreño, Erick Lazo, Cristhian Flores y Jadzeel Mendoza. Los ausentes son los mismos que en el juego pasado: Danilo Zúñiga, Gerardo Arce y Marcos Méndez. Aunque el buen desempeño colectivo es lo que premia a los clubes en este tipo de situaciones, el estado de forma de aquellos que son considerados líderes de zona, tales como el “Pulpo”, Munive, Laureiro y Robinson, será de sustancial importancia para que Ferretti encuentre balance en su juego. Sobre todo, porque el rival sabe que es a esos futbolistas a los que debe atar, principalmente, para intentar desempeñarse con mayor soltura, lo cual no logró en el juego de ida, más sí pretendió anularlos com
etiendo faltas insistentemente. 

Sin exceso de confianza

La confianza es muy útil para enfrentar cualquier tipo de desafíos, pero tan traicionera cuando llega a cegar. Por ello, el equipo de la “Policía” desea mantener un equilibrio que le permita proponer un juego ofensivo, pero sin excesos, que al sonar la alarma que anuncia un peligro pueda retroceder ordenadamente. Flavio y sus pupilos entienden que en patio ajeno los locales querrán darse a respetar y buscarán por todos los medios dar un golpe de autoridad, he ahí la importancia de tener carácter para actuar con orden bajo el libreto establecido en las prácticas, según las circunstancias.

Más cuando el Plaza Amador dispone de jugadores de conocida calidad que pueden hacerse sentir en el marcador, como Dámaso Santos, José Murillo, Luis Fraiz o Ernesto Sinclair. Quizá el mayor cambio que realice el técnico Palacios sea de orden táctico que nominal. La preocupación de los canaleros es saber cómo clavar un dardo envenenado a los rojinegros, cuando estos han demostrado que son un duro hueso de roer. Esta noche, los ferrettistas esperan beber de la copa del triunfalismo y extender su gran momento en la Liga Concacaf, torneo en el que han conseguido dos victorias y un empate, anotando cinco goles y permitiendo uno.