•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La diosa fortuna no estuvo anoche con Erasmo Ramírez. En un partido sumamente extraño para él, no pudo conquistar su sexta victoria de la temporada, entregó el juego ganado y el relevó se lo echó a perder. ¡Qué mala suerte! El derecho rivense no solo lució en el montículo, también presumió de sus dotes como bateador, pues se estrenó conectando dos imparables y además empujado una carrera. Ni ayudándose así mismo pudo conseguir el éxito.

Erasmo superó un inicio sumamente frío, en el que permitió tres carreras en las primeras dos entradas. Luego recuperó el control y cerró su estadía en el montículo mostrándose dominante. En solo el primer inning, los Bravos atacaron a Ramírez con dos anotaciones. Imparables de Ender Iciarte, Brando Phillips, más doble de Freddie Freeman, inauguraron el marcador 1-0. Nick Markakis con elevado de sacrificio al jardín derecho, amplió la ventaja 2-0.

En la apertura de la segunda entrada, Erasmo contribuyó a su causa, al conectar un imparable al jardín derecho que remolcó la carrera del empate (2-2) ante el abridor Robert Dickey, quien también salió sin decisión. Fue el primer hit del nica en su historia como Grandes Ligas después de 8 turnos en blanco y en el quinto volvió a ligar de imparable. Pero la alegría de la igualdad le duró poco a Ramírez, pues en el cierre de la misma entrada, Atlanta anotó el 3-2, tomando la ventaja nuevamente en el partido.

Pero a partir del tercer inning, después de que Seattle marcara dos carreras, gracias a hits impulsadores de Kyle Seager y Mitch Haniger, que voltearon el marcador 4-3, Erasmo despertó y recobró el dominio del encuentro. Ponchó a Markakis y Tyler Flowers, y aunque permitió hit de Ozzie Albies, cerró la entrada retratando a Dansby Swanson. Tres ponches en el cierre del tercero fueron un bálsamo de confianza para el nica.

En el cuarto retiró por el 1,2 y 3. Desfilaron en el montículo Dickey, Inciarte y Phillips, los tres dominados con roletazos. Erasmo repitió la dosis en el quinto, dominando a Freeman, Kemp y Markakis. En el sexto, solo le regaló un boleto a Swanson, no obstante, hizo fallar a Flowers, y ponchó a Albies y Adams. 

Flaqueó el relevo

Con 90 lanzamientos, 57 strikes, Erasmo no apareció más en el séptimo inning. Entró al relevo el zurdo Marc Rzepczynski, permitiendo hit de Inciarte, quien llegó hasta a la antesala por error del lanzador en viraje a la inicial. Después, Phillips recibió una base por bolas y tras ponche a Freeman,  David Phelps sustituyó a Rzepczynski, solo para aceptar imparable remolcador de Kemp, quien empató el desafío y un rodado de Markakis que sirvió para darle vuelta a la pizarra 5-4.

El beisbol a veces suele ser injusto. Erasmo que merecía ganar se fue sin decisión y Phelps que solamente sacó dos outs, se adjudicó la victoria, gracias a un rally de 5 carreras de los Marineros en la apertura del octavo que cambió el marcador 9-5. Los Bravos anotaron una en el cierre de la misma entrada, estableciendo el definitivo 9-6. En total, Ramírez lanzó 6 innings, permitió 6 hits, 3 carreras y ponchó a 6 hombres, dejando su efectividad en 4.52.

La próxima apertura de Erasmo será el martes 29 de agosto contra los Orioles de Baltimore. Enfrente tendrá al derecho Ubaldo Jiménez.