•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Leones y Estelí, empatados a un juego por bando en la semifinal del Campeonato Germán Pomares, se miden hoy (6:00 p.m.) en el estadio Héroes y Mártires de la ciudad metropolitana en el tercer partido de la serie. Los norteños demostraron su oportunismo en el segundo juego ante los Leones cuando enfrentaron y derrotar al ex grandes ligas Wilton López a quien le conectaron siete imparables y le anotaron dos carreras.

Para el juego de hoy el encargado de abrir las acciones por Estelí es el zurdo Osman Manzanares que en cuartos de final, enfrentó a 23 bateadores, permitió seis imparables y ponchó a cuatro contrarios para dejar su efectividad en 3.18. Como rival tendrá al derecho Fidencio Flores que en estos playoffs ha sido el segundo mejor lanzador de los metropolitanos, enfrentó 43 rivales, trabajó 12 entradas dos tercios y propinó 10 ponches para una efectividad de 0.77.

Los Leones son siempre peligrosos a la ofensiva por poseer hombres clave como Norlando Valle, Oscar Cortez, Arnol Rizo y Sandor Guido, capaces de decidir un juego. Estelí por su parte, no se queda atrás, con un ataque comandado por Ramón Flores, que poco o nada había hecho con el madero en cuartos de final, pero que ha mostrado mejoría en la semifinal. 

Si los principales referentes con el madero llegan concentrados y encuentran el rumbo, los estelianos serán capaces de repetir lo hecho en el juego dos. Ramón Flores en ese partido fue el más productivo bateando de 4-2, con una carrera producida. Nolan Cruz fue otro destacado conectando dos imparable en tres turnos.

León debe olvidar las fatalidades que le hicieron perder su último encuentro, dos errores que fueron clave, uno de su mayor referente en bateo, Norlando Valle, quien también falló con el madero en momentos decisivos, con hombres en posición anotadora. De nada sirvió el buen trabajo de Wilton López lanzado ocho entradas y ponchando a cinco rivales ya que Elvin García fue mejor, retiró a igual número de rivales en menor cantidad de entradas (siete) y permitió un imparable menos que su rival.