•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese a la eliminación de su equipo en los cuartos de final de la Liga Concacaf, el director técnico del Club Deportivo Walter Ferretti, Flavio Da Silva, admitió sentirse orgulloso de sus pupilos “por la forma en que afrontaron este torneo, llegando hasta estas instancias con dos triunfos y un empate, y dándole guerra a uno de los clubes más fuertes de la Liga de Panamá”, en referencia al Plaza Amador, que anoche se impuso 2-1.

Asimismo, el timonel rojinegro reconoció que en líneas generales se lleva buenas sensaciones del torneo de la Concacaf, porque le permitió ver la evolución de sus jugadores en un torneo internacional, en el que espera estar la próxima temporada. “Vamos a enfocarnos en la liga casera (Liga Primera), esa es la que nos da el boleto a este certamen y debemos de repetir en la edición del próximo año”, aseveró.

Sobre la forma en cómo se dio el encuentro contra el club canalero, Flavio fue tajante al decir que “dos distracciones, la primera en el primer minuto del juego y la otra a los diez del segundo tiempo, nos mataron. No pudimos conservar el empate (parcial 1-1 después de 45 minutos) y el Plaza Amador se quedó con la recompensa”, dijo. No obstante, reiteró sentirse orgulloso del club al que dirige y de sus jugadores.

“Ya hicimos historia, fuimos el primer club de Nicaragua en llegar hasta aquí, no puedo sentirme más orgulloso de lo que hicimos, me voy contento, lastimosamente no pudimos continuar, pero lo que logramos nadie lo cambia”, recalcó Da Silva, quien a su vez felicitó al equipo local, demostrando que fuera del campo no hay mayor rivalidad y que en el futbol como en la vida hay que aprender a ganar y perder, más nunca rendirse.